Policiales, Últimas

Aprietes en bicicleta

Extorsionan a una familia y le exigen más de un millón de pesos: un joven quedó preso

A fin de mes la víctima comenzó a ser extorsionada por Whatsapp, amenazas de muerte, fotos de su casa y el pedido de un millón y medio de pesos. Pesquisas organizaron una entrega controlada del dinero y cayó cuando fue a retirar en una entrega controlada


Una familia fue víctima de una extorsión donde recibió mensajes intimidantes por tres días para que pagaran un millón y medio de pesos a cambio de no hacerles daño. Los aprietas bajo la modalidad plata o plomo comenzaron el 26 de julio y terminaron a los dos días cuando un joven fue detenido en una entrega controlada en zona norte. El sospechoso fue imputado este lunes como partícipe de la extorsión y que quedó en prisión preventiva por el plazo de ley.

El fiscal Federico Rébola está a cargo de la investigación y describió en la audiencia que todo comenzó el 26 de julio por la mañana cuando desconocidos dejaron una nota extorsiva en la puerta de una vivienda. Por la noche, a la familia le llegaron mensajes de Whatsapp en los que le exigían un millón y medio de pesos. Al día siguiente, las amenazas se repitieron y reclamaron la entrega del dinero para esa misma tarde. El texto llegó con una foto con un arma y la filmación del domicilio de la víctima, describió el funcionario del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Para el fiscal, las imágenes fueron tomadas poco antes de enviarlas y demostraron el conocimiento que el grupo tenía de la víctima y de su familia, situación que evidenció tareas de inteligencia previa.

Asustado por lo sucedido, el dueño de casa entregó 100 mil pesos ese 27 de julio por la tarde. Lo tiró desde un vehículo en un descampado ubicado en Esquivel y Uriarte, de barrio Parque Casa –zona norte–, donde le habían indicado los extorsionadores. Media hora después, la víctima volvió a recibir aprietes. Esta vez, los extorsionadores le dijeron que entregara al otro día el monto restante del dinero.

El 28 de julio, media hora antes del horario límite que le habían fijado para le diera la plata, le enviaron mensajes reclamando el dinero faltante bajo amenazas de muerte y de atacarlo a tiros.

Entonces se hizo una entrega controlada organizada por el personal de la Agencia de Investigación Criminal (AIC). La víctima dejó un paquete con el dinero en la puerta de su casa como le indicaron los extorsionadores. Hasta el lugar llegó un joven que retiró el paquete y se fue en una bicicleta. A los pocos fue detenido por personal policial.

El sospechoso fue identificado como Alan Javier S. y este lunes el fiscal Rébola lo imputó por el hecho. Lo sindicó como partícipe primario de extorsión. El funcionario solicitó la prisión preventiva que fue dictada por la jueza María Trinidad Chiabrera por el plazo de ley.

 

 

Comentarios