Mundo

Rumbo a Brasil

Expulsaron al líder del Comando Vermelho de Paraguay

El sábado asesinó a una joven de 18 años que fue a visitarlo en la prisión con el objetivo de evitar su extradición a Brasil, luego de que fallaran todos los intentos legales


Marcelo Pinheiro, el líder del Comando Vermelho que estaba preso en Paraguay, fue expulsado este lunes a Brasil, donde tiene pendiente una condena a 26 años de prisión. La decisión emanó directamente del gobierno paraguayo luego de que el narcotraficante asesinara a una joven de 18 años en el interior de la prisión con el objetivo de frenar su extradición a Brasil.

Con la expulsión, el ministerio de Justicia brasileño comentó a periodistas que el pedido de extradición pierde sentido. Pinheiro “puede responder en Brasil por el delito que cometió en Paraguay” y que el caso quedará en manos de la Policía Federal brasileña.

Los asesores del ministro de Seguridad Pública de Brasil, Raúl Jungmann, detallaron que sería trasladado a una prisión de máxima seguridad en la localidad de Catanduvas, a 190 km de Foz de Iguazú. Esto se cumplió antes a las 14.30, según O Globo. Piloto llegó al presidio en un helicóptero de la Policía Civil de Paraná.

Conocido como Marcelo “Piloto”, llegó a Foz de Iguazú por la mañana en un avión de la Fuerza Aérea Paraguaya”, afirmó el ministro, al portal de noticias UOL. Pinheiro es señalado como uno de los líderes del grupo criminal Comando Vermelho e importante abastecedor de armas y drogas.

Pinheiro mató el sábado de varias puñaladas a una mujer paraguaya de 18 años que lo visitaba en su celda de la sede de la Fuerza de Operaciones de la Policía Especializada (FOPE) en Asunción. De acuerdo con las autoridades paraguayas, cometió el crimen para generar un nuevo proceso en su contra y así postergar su extradición, que había sido solicitada por Brasil.

“He decidido expulsarle a Marcelo Pinheiro, alias Piloto, del Paraguay. Que nuestro país no sea tierra de impunidad para nadie”, había tuiteado más temprano el presidente paraguayo Mario Abdo.

A raíz del asesinato de la joven a manos de Pinheiro, el presidente Abdo destituyó a su jefe de seguridad y anunció una reestructura de la cúpula policial.

Según detalla el diario La Nación de Paraguay, ese país es frecuentemente utilizado por bandas criminales brasileñas como ruta de escape y de tráfico de sus drogas y armas.

Pinheiro fue detenido en Paraguay en diciembre de 2017 en una operación conjunta entre agentes paraguayos, brasileños y estadounidenses. Estaba prófugo desde 2007, cuando fue beneficiado con un régimen de prisión semi-abierto tras pasar una década en la cárcel, pero incumplió con el beneficio.

En 2012 huyó a Paraguay y desde que fue capturado en ese país intentó numerosos planes de fuga, el último en octubre de este año, cuando tres supuestos traficantes del Comando Vermelho fueron abatidos por la policía paraguaya, que halló un coche bomba que presuntamente usarían para rescatarlo.

“Nosotros tenemos códigos y eso se respeta hasta la muerte. Soy un comerciante ilícito. Vendo armas, drogas pero terrorista no soy. Es una mentira”, se defendió Pinheiro en una conferencia de prensa tras ser acusado de tramar su fuga.

Crimen de la abogada

 

El lunes pasado la abogada de ambos traficantes, Laura Marcela Casuso  fue asesinada a balazos en la ciudad paraguaya de Pedro Juan Caballero. El crimen quedó filmado por cámaras de seguridad,  en la que se ve a un sicario bajar de una camioneta y disparar contra la mujer mientras ésta caminaba hablando por teléfono hacia su camioneta. Después, el asesino se subió a la camioneta en la que había dos cómplices y arrancaron disparando al aire.

Las autoridades paraguayas manejan la hipótesis de que Casuso fue asesinada por sicarios procedentes de Brasil. La propia Fiscalía General de Paraguay se puso al frente y anunció la conformación de un equipo de trabajo para investigar el asesinato de la abogada.

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios