Edición Impresa, El Hincha

Explotó la deuda

El órgano fiduciario deberá verificar la legalidad de la documentación y el número final sería menor.

Por: José Odisio

Explotó la deuda. El último día de presentación de acreedores para verificar deuda fue un verdadero pandemonio, y las largas colas que ayer se vieron en el juzgado de la doctora Paula Sansó superó cualquier cálculo que pudieran hacer los dirigentes leprosos o el órgano fiduciario, ya que en las estimaciones previas los reclamos llegarían a cien millones de pesos.

 “Aparecieron todos, muchos que ni siquiera habían presentado la deuda cuando se hizo la auditoría. Si bien esperábamos que en los últimos días se presentaran algunos acreedores importantes, lo que sucedió hoy (por ayer) fue increíble. El juzgado tuvo cola durante todo el día”, comentó sorprendido el contador Ricardo Schneir, uno de los integrantes del órgano fiduciario, que a partir de la próxima semana tendrá la difícil tarea de verificar toda la documentación para llegar a un número “genuino”.

 “Esta situación no deja de sorprenderme. Lo que sucedió en estos dos últimos días, donde aparecieron a reclamar algunos personajes que nos resultan muy conocidos, me huele mal. De todas maneras sabemos que la mayor parte de esta deuda reclamada no es genuina. Ahora no tengo dudas que la decisión más acertada fue pedir este salvataje judicial, porque de otra manera el club no podría haber funcionado”, señaló el presidente leproso Guillermo Lorente, con mucha bronca.

 El propio Lorente, en diálogo con El Hincha, se mostró sorprendido por algunas situaciones. “Acá hay reclamos de todos los técnicos que pasaron por el club en los últimos ocho años. Si no se les pagó a nadie, ¿por qué no lo decían?”, comentó el mandamás leproso.

 Esta mención de Lorente tiene que ver con los reclamos presentados por muchos entrenadores: Américo Gallego, Nery Pumpido, Caruso Lombardi, Arsenio Ribeca o Juvenal Olmos. Fernando Gamboa no hizo un reclamo propio, pero su representante Carlos Mac Allister solicitó 70 mil pesos por haber acercado al Negro al club.

 Lo extraño fue que el viernes pasado apenas se habían presentado reclamos por 3 millones y medio, una cifra irrisoria si se compara con los posibles cien millones a verificar.

 ¿Cuál sería el número final real? Es difícil hacer un cálculo preciso, ya que el número de acreedores es enorme, la documentación es variada, y en muchos casos, difícil de constatar su legalidad. Pero según estiman los dirigentes, la deuda se reduciría a la mitad.

Comentarios