Mundo

Capital de Francia sacudida

Explosión por escape de gas en el centro de París causó al menos dos muertos

Las víctimas fatales son bomberos que acudieron ante el aviso de un posible escape en el edificio de una panadería del Distrito 9. Hay varios heridos graves. La detonación ocurrió poco antes de una nueva marcha de los chalecos amarillos


Foto: @croissandeau/Twitter

Al menos dos bomberos murieron y más de 30 personas resultaron heridas de diferente gravedad por una fuerte explosión ocurrida en la mañana de este sábado en una panadería del Distrito 9, en el centro de París.

Un informe oficial de mitad de la mañana cifró en 37 los heridos, de las cuales 10 están calificados como graves. El jefe de los bomberos de la capital francesa, Eric Moulin, explicó que el cuerpo que dirige había recibido una llamada por un escape de gas en el edificio residencial en cuya planta baja funciona el comercio.

Antes de la nueva marcha de los chalecos amarillos

La detonación se produjo poco antes de las nueve de la mañana en la calle de Treviso, cerca de la zona comercial y turística de los Grandes Bulevares. Un fuerte olor a gas alertó a los vecinos, que llamaron a los Bomberos. Cuando intentaban detectar una posible fuga en el lugar, se produjo la explosión y se declaró el incendio. Cristales rotos y coches destrozados en un amplio radio era el paisaje de la zona. El siniestro es el mismo día en que la Policía y los Bomberos estaban movilizados para una nueva manifestación de los chalecos amarillos, la revuelta social contra el presidente Emmanuel Macron.

Todo indica que se trata de una “explosión de origen accidental, causada por una fuga de gas”, declaró el fiscal de París, Rémy Heitz, quien al igual que varios miembros del gobierno acudieron a la zona.

“Estallaron todas las ventanas, todas las puertas que estaban abiertas se salieron de los marcos. Para salir de mi habitación tuve que caminar por encima de la puerta, los niños sentían pánico”, dijo a la agencia France Presse la vecina Claire Sallavuard, que vive en el mismo edificio de la panadería y fue evacuada.

Los alrededores de la calle donde se ubica la panadería es uno de los corredores turísticos de la capital francesa. Allí están el Museo de Cera Grévin o el teatro de variedades Follies Bergeres, entre otros lugares al que concurren los visitantes.

“Parecía un terremoto”

El barrio seguía acordonado por la Policía en el mediodía francés, y el acceso de peatones y automóviles estaba restringido. La plaza de la Ópera, a pocos metros del lugar del siniestro, se convirtió en un improvisado helipuerto en el que operaban tres helicópteros para evacuar a los heridos.

El primer ministro de Francia, Édouard Philippe, y la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, se acercaron al lugar de la explosión. “El balance humano es grave”, dijo el ministro del Interior, Christophe Castaner. “La situación está controlada”, añadió.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El funcionario explicó que más de 200 bomberos y un centenar de policías se movilizaron tras el estallido, al que calificó como “muy espectacular”. La detonación dejó importantes daños materiales sobre los edificios y comercios cercanos. Y generó una columna de humo visible desde muchos puntos de la ciudad.

Jean, un joven que vive enfrente de la panadería, relató que varias ventanas de su casa estallaron después de un estruendo “que parecía un terremoto”.

 

 

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

10