Espectáculos

Liliana Herrero recordó a La Negra

“Excepto cuando la callaron, Mercedes siempre habló y dijo cosas muy poderosas”

Lo dijo la intérprete quien llega este sábado a Rosario para brindar un recital junto a Ana Prada, Pitufo Lombardo y Jorge Fandermole bajo el nombre “De puerto en puerto. Canciones de las dos orillas” en el marco del ciclo Rosario Bajo las Estrellas


“Mercedes Sosa pasó a nuestros oídos y nuestros corazones gracias a ese gesto y a lo que ella cantaba que era enorme y lo sigue siendo. Mercedes continúa para todos nosotros”. Las palabras de la gran intérprete Liliana Herrero, en diálogo con El Ciudadano, sirvieron para recordar a La Negra en un 31 de enero, en que se cumplieron 54 años de su debut en el Festival Nacional de Folclore de Cosquín con una actuación que marcó un antes y un después para el folclore argentino.

Antes de su llegada a Rosario, donde este sábado brindará un concierto gratuito en la apertura del ciclo Rosario Bajo las Estrellas 2019 con el nombre De puerto en puerto. Canciones de las dos orillas, donde compartirá escenario con Ana Prada, Pitufo Lombardo, Jorge Fandermole y el grupo vocal A Cara Lavada, la referente de la canción latinoamericana repasó el legado de la eterna tucumana a través de la remembranza del espectáculo que el último sábado realizó en el escenario de Cosquín junto a León Gieco, Víctor Heredia, Peteco Carabajal, Julia Zenko, Teresa Parodi y La Bruja Salguero, entre otros.

“Creo que lo político estuvo –continuó Herrero–, que fue un acto político y un acto poético y musical. No podemos decir que sólo fue político. De todas maneras las palabras más certeras, más duras y responsables que se escucharon esa noche fueron las de Mercedes”.

Se cumplieron 54 años de la primera actuación de Mercedes Sosa en Cosquín. ¿Cómo viviste el recital del sábado donde la Negra pareció estar presente?

—Mercedes llegó ahí gracias a (Jorge) Cafrune tras desobedecer los rituales de Cosquín. Incluso lo dice en un audio que nosotros pasamos en el espectáculo del sábado. Lo cierto es que Mercedes Sosa pasó a nuestros oídos y nuestros corazones gracias a ese gesto y a lo que ella cantaba que era enorme y lo sigue siendo. Mercedes continúa para todos nosotros. Para mí fue la experiencia más hermosa que tuve en Cosquín. Los festivales son lugares complejos y no siempre estuve cómoda ahí. En esta oportunidad me pasó algo hermoso que olvidé donde estaba. Mientras cantaba era enorme el nivel de camaradería que había entre los músicos, eran tantas las ganas de cantarla a ella y oírla hablar como se la oyó, a través de los videos, acompañando también a la familia, a su hijo Fabián Matus y a su nieta Araceli Matus, que estaba contenta, y me olvidé que era ese escenario mitológico.

En un momento se oyó a la Negra diciendo: “Todos tenemos que ser centinelas de la democracia”, un lema que tiene gran actualidad y correlación con la movida cultural de la que formaste parte en 2018 donde saliste a denunciar que “la Patria está en peligro”. Lo político, como hecho cultural, estuvo muy presente en Cosquín…

—Creo que lo político estuvo, que fue un acto político y un acto poético y musical. No podemos decir que sólo fue político. De todas maneras las palabras más certeras, más duras y responsables que se escucharon esa noche fueron las de Mercedes. Nosotros teníamos pactado decir lo que pensábamos de Mercedes y le hablábamos a ella. En nosotros hubo un homenaje profundo hacia ella, hacia su canto y legado. Y en ese legado se deben incluir las palabras que ella pronunció referidas a la situación política de la Argentina en cualquier época. Excepto cuando la callaron y se tuvo que ir, ella siempre habló y dijo cosas muy poderosas. Nosotros sólo teníamos que estar ahí, con su rostro atrás, y con esas palabras profundas y necesarias, reactualizadas en estos tiempos, para ser testigos también de eso. Fuimos protagonistas pero también testigos y en todo caso lo que quisimos mostrar es que estamos dispuestos a tomar ese legado. No importa quienes, hay muchos dispuestos a tomarlo.

—¿Cuál es el devenir de la militancia en defensa de la Patria que tienen los artistas prevista para este año?

—La Patria está en peligro, por ende nosotros también. La batalla cultural es absolutamente necesaria y este año se verá qué ocurre con esas luchas y con esas presencias que hemos tenido en distintos lugares y escenarios. La Patria en peligro se dirimirá en el horizonte electoral pero también en la calle, como ya ocurre cada viernes (cacerolazos en todo el país) cuando la gente ya no da más. Pero en Cosquín nuestra tarea no fue esa. “No alcanza con la democracia”, se la escucha decir a Mercedes en un audio. No alcanza si estamos en la situación en la que estamos. Se está refiriendo a otras épocas pero sin embargo tiene una vigencia y presencia absolutamente aplicable a estos tiempos oscurísimos. Hemos ido a parar al peor lugar donde pudo ir a parar la Argentina.

Quien ayer era escéptico de la amenaza a la Patria y la democracia hoy ya no puede hacerse el tonto…
—Cuando subimos al escenario de Cosquín a cantar “Cuándo tenga la tierra” y Mercedes en un recitado conmovedor dice: “América se levanta, está de pie”, pensé que éste es el momento en que peor está. Había en su discurso, y en esos textos que cantamos, cierto anacronismo. Cuando ella lo hace, América se estaba levantando. Cuando ella lo dice el otro día a través de nosotros, América no sólo no se está levantando sino que está absolutamente pisada. Pero era necesario decirlo, como promesa que debemos desear que pase.

Para agendar

Liliana Herrero se presentará este sábado, a las 21, en el Anfiteatro del Parque Urquiza, con entrada libre y gratuita. Del espectáculo participarán Ana Prada, Pitufo Lombardo, Jorge Fandermole y el grupo vocal A cara lavada. En caso de lluvia se reprograma.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios