Policiales

Prisión por 90 días

Ex pareja lo denunció por violencia de género y terminó preso por un crimen

Lo sindican como dealer en el barrio, mató a un vecino y cayó preso por violento al norte de Santa Fe. Lo trasladaron a Rosario y lo imputaron por el crimen. Quedó detenido preventivamente


El fiscal Florentino Malaponte está a cargo de la pesquisa y este viernes imputó al sospechoso. Foto: archivo

Jonatan Ezequiel Navarro forcejeó con su matador tras una discusión. El agresor le disparó a la altura del pecho. La víctima hizo unos metros en moto y cayó. Algunos testigos presenciales señalaron a Chaqui como el autor. El sospechoso cayó ocho meses después en Villa Ocampo cuando su ex pareja lo denunció por violencia de género y contó que pesaba sobre el hombre un pedido de captura por el homicidio de Navarro. Este viernes el fiscal Florentino Malaponte lo imputó por el crimen y quedó detenido preventivamente por 90 días.

Eran las 3 de la tarde del 10 de abril de 2018 cuando Jonatan se trasladaba en su motocicleta por calle Rubén Darío y antes de llegar a San Jerónimo, en la zona noroeste, se le apareció Chaqui. Discutieron y le puso un arma en la cabeza. Forcejearon, y se escuchó un disparo que pegó en el pecho de Jonatan que le dijo “aguantá gil” mientras se iba en la moto pero no llegó muy lejos, contó una de las testigos oculares. Otro dijo que al irse la moto, Chaqui siguió disparando pero se le trabó el arma.

La víctima recibió un disparo en el pecho. El proyectil entró en el cuerpo de adelante hacia atrás, de arriba hacia abajo y levemente de izquierda a derecha. El forense explicó que esa trayectoria se condice con una persona que podría haber estado sentado en una moto y el proyectil que se sacó del cuerpo, más los levantados en el lugar del hecho se mandaron a peritar. Malaponte dijo que esta conclusión es coherente con los testimonios de los testigos presenciales.

El sospechoso se fue del barrio. Una de las testigos contó que Chaqui vendía drogas y hacía un tiempo que vivía en la zona. Villa Ocampo fue el lugar que eligió para irse. Cayó preso tras una denuncia de su ex pareja por violencia de género. En la exposición, la mujer contó que Chaqui tenía un pedido de captura por un crimen en Rosario y el fiscal de aquella localidad se comunicó con su par local y lo puso a disposición.

Leandro G. fue trasladado a la ciudad y este viernes el fiscal Malaponte lo imputó por homicidio agravado por el uso de arma de fuego y portación de arma de guerra. El defensor oficial Gonzalo Armas se opuso al achaque del delito de portación de arma de guerra al entender que no corresponde porque queda subsumido en el delito de homicidio y no se determinó que el arma sea de guerra. Pero la jueza María Trinidad Chiabrera solo accedió a encuadrar el delito en la portación de uso civil hasta que se corrobore el calibre de la bala extraída al cuerpo.

Finalmente Chiabrera resolvió aceptar la imputación de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y portación de arma de uso civil y dictar la prisión preventiva de Leandro G. por el plazo de 90 días.

Terminada la audiencia, Alicia y Juan, los padres de Jonatan, hablaron con El Ciudadano y contaron que su hijo se crió en ese barrio y todos lo conocían, tenía una hija y estaba en pareja con otra chica. Describieron a Chaqui como una persona que quería apoderarse del barrio y vendía drogas. Contaron que esa tarde quiso pasar a su hijo presumen que quizás para sacarle la moto.

Cuando pasó el hecho nadie quería hablar por miedo pero hay varios testigos que ahora que está preso van a declarar, dijeron. “Estamos más tranquilos porque lo agarraron, queremos que se haga Justicia, que no le pase más a otro”, cerraron.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios