Policiales

Por defraudación presupuestaria

Ex jefe policial devolverá medio millón de pesos al Estado

Se trata del entonces titular del Departamento Logística de la Jefatura de Santa Fe. El hombre de 51 años firmó un abreviado en que acepta su responsabilidad en fraude con los falsos arreglos a los móviles policiales, quien había sido apresado en septiembre pasado


En la causa conocida como D4 también está involucrado el ex jefe de Policía de la provincia, Rafael Grau.

 

El ex jefe del Departamento de Logística de la Jefatura de Policía de Santa Fe, José María Leiva, firmó ayer por la mañana  un juicio abreviado a tres años de prisión efectiva por el delito de defraudación al Estado provincial por arreglos falsos a móviles policiales, en la causa conocida como Fraude del D4. Leiva, de 51 años,  tendrá que devolver a la provincia casi medio millón de pesos de la estafa detectada a través de las partidas presupuestarias. En ese marco, el magistrado Jorge Patrizi, deberá definir si homologa o no el acuerdo.

La investigación se inició en 2016 y estuvo a cargo del fiscal Roberto Apullán. En septiembre del año siguiente, la Justicia apresó a ocho personas, entre ellas Leiva y el ex jefe de Policía de la provincia, Rafael Grau. La pesquisa se basó en una denuncia del ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro a la Fiscalía sobre una serie de defraudaciones en la facturación de arreglos de móviles de la Policía, los cuales nunca fueron reparados.

La audiencia del juicio abreviado se realizó ayer por la mañana donde los abogados defensores Daniel Rocca y Catalino Portillo y los representantes de la Fiscalía, Ezequiel Hernández y Leandro Lazzarini presentaron el acuerdo ante el juez Patrizi, quien lo admitió, aunque, al cierre de esta edición, no se había expedido.

Además, de la pena a tres años de prisión efectiva, Leiva se comprometió a devolver en cuotas poco más de 497.000 pesos, por la defraudación.

Con este acuerdo, ya son tres los imputados que se hicieron cargo del ardid realizado entre septiembre del 2015 y 2016. Uno fue el contador Ariel Villanueva y el otro el mecánico Andrés Soto; ambos acordaron en mayo pasado tres años de prisión.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios