País

Privatizar un Patrimonio

Ex funcionario jujeño cercó el cerro de los Siete Colores

Edgardo “Memo” Vilte alambró el cerro y el famoso circuito de los Colorados por un emprendimiento turístico. Los vecinos rechazan la iniciativa y presentaron un amparo que debe salir antes de la feria judicial de enero


Por Mariano Pedrosa

El músico y ex secretario de Cultura de San Salvador de Jujuy Edgardo “Memo” Vilte sorprendió a los vecinos de Purmamarca al cercar el cerro de los Siete Colores y el Circuito de los Colorados que lo rodea. El sitio es uno de los paisajes más imponentes de la provincia de Jujuy y, como parte de la Quebrada de Humahuaca, es Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad desde 2003. Pasado el shock inicial, los vecinos se autoconvocaron para impedir que el empresario continúe con el proyecto de construir un anfiteatro “natural” para 300 personas, un restaurant con un anexo para una peña bailable que alterarían definitivamente el paisaje.

Himelda Alancay, miembro de los vecinos autoconvocados, relata que hace poco menos de un mes se encontraron con el vallado y un cartel que dice “Prohibida la entrada. Propiedad Privada”. A partir de eso, los vecinos comenzaron a realizar asambleas y presentaron un pedido al gobierno local para que saque una ordenanza que prohíba semejante acción que afecta el paisaje, “primero porque es un patrimonio natural mundial, pero también es el atractivo principal del turismo del que vivimos la mayoría de los purmamarqueños. Pero además toda esa zona es tierra blanda, por lo que no se puede calcular el impacto que tendrá en época de lluvia, especialmente sobre el barrio ‘Diez viviendas’ que colinda con el cerro.”

Parte de la campaña que realizan los vecinos se comenzó a viralizar por las redes sociales, por ese mismo medio el propio Memo Vilte respondió con un video presentando su posición: “Lo cerré porque lo compré legítimamente, pero no lo compré para mí, lo compré para ponerlo a disposición y al servicio del pueblo. Por eso aquí va a funcionar un anfiteatro natural para que la gente de mi pueblo pueda mostrar su talento. Entonces este terreno, con esfuerzo propio, poniendo de mi patrimonio, de mi amor, va a estar al servicio de todos los purmamarqueños y para todos los jujeños. Y para todo aquel que nos visita va a haber baños, para que Jujuy siga siendo la linda provincia que es pero también para que recibamos como se debe a los amigos del mundo que nos visitan. Y repito, este espacio está libre, con entrada libre y gratuita para que nos visiten todos, se van aponer tachos de basura, y se va a exigir a las comparsas que desentierren gratuitamente pero que cuiden el patrimonio”.

Alancay cuenta los vecinos desconfían que la falta de respuesta del gobierno se deba a que “haya intereses políticos detrás del emprendimiento”. Y agregó: “Sabemos que es muy allegado a (Gerardo) Morales. El argumento de que es para desarrollar la cultura de la quebrada no se sostiene, porque hay miles de maneras de hacerlo que no impactan sobre el patrimonio natural que es de todos. De hecho, además de todos los movimientos culturales que puede apoyar, ellos son terratenientes, tienen muchos otros terrenos, por ejemplo atrás de la iglesia tienen uno grande. Y no parece verdad que vaya a ser gratuito el paso, porque va a tener horarios para pasar y vamos a tener que pedir permiso. En el terreno que continúa alambrado están los mojones de las comparsas y él en el mismo video dice que va a poner limitaciones.”

La abogada ambientalista Alicia Chalabe explica que la posesión del terreno tiene límites cuando se trata de bienes comunes, como el ambiente o el paisaje. Este miércoles, mientras conversa con Tiempo Argentino, está presentando “un amparo preventivo ambiental para que el juez imponga una restricción y límite, ordenando una restricción de no hacer. a partir del artículo 788 del Código Civil que limita el derecho individual”. La abogada especifica que los artículos 14 y 240 del Código Civil reformado en 2015 establecen la función ambiental de una propiedad como límite al ejercicio de dominio. “Se incorpora por primera vez en el Código la protección al paisaje. Esto es independiente de las notas y de las escrituras que el señor Vilte ha presentado en la municipalidad, porque aquí prima el derecho colectivo sobre el individual. Porque está en juego otro tipo de normas, además de la función ambiental de la propiedad y del valor de patrimonio histórico para los pumamarqueños y para el mundo entero”.

La Dra. Chalabe cuenta como antecedente que hace unas semanas el procurador de la provincia reclamó a Despegar.com por el uso comercial de la imagen del cerro porque justamente el valor excede al de cualquier individuo. Otro antecedente que cita la letrada es en la vecina provincia de Salta, donde la Suprema Corte de Justicia puso una restricción similar al impedir que una empresa citrícola en el departamento de Metán desmontara varias hectáreas para construir una planta procesadora en un sitio de valor arqueológico, la antigua ciudad de Esteco. “Es decir que más allá de que la empresa era dueña de las tierras, hay un valor superior que impone ciertas restricciones. En nuestro caso, hay preocupación porque ya llega la feria judicial, y el amparo tiene que salir antes del viernes”.

Himelda Alancay explica que el grupo de vecinos pudo responder con cierta velocidad porque se conformó hace unos dos meses por otro tema, la provincia licitó sin consulta una laguna sobre la ruta 9, a la entrada de Purmamarca, “es un espejo de agua que se formó hace muchos años con agua natural, el proyecto pretende llevar agua a Tumbaya y Volcán, pero no tuvo en cuenta que lo utilizamos los que vivimos en Purmamarca”.

Nota de diario Tiempo Argentino

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios