Mundo

Siguen las dudas

Ex abogado de Trump declara en el Congreso contra el presidente por el Rusiagate

Michael Cohen, el ex abogado del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, testificará este miércoles en el Congreso que el mandatario sabía con anticipación que WikiLeaks tenía emails perjudiciales para la campaña de su rival electoral demócrata, Hillary Clinton, y que es un "racista estafador"


Michael Cohen, el ex abogado del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, testificará este miércoles en el Congreso que el mandatario sabía con anticipación que WikiLeaks tenía emails perjudiciales para la campaña de su rival electoral demócrata, Hillary Clinton, y que es un “racista”, “estafador” y “un fraude”, informaron CNN y otros medios estadounidenses.

Trump, tachó hoy de mentira todo lo que tiene previsto decir Cohen, quien dijo que “fue uno de los muchos abogados” que lo representaron “por desgracia, y también tenía otros clientes”.

El jefe de la Casa Blanca escribió ese mensaje en su cuenta de Twitter desde Hanoi, donde se encuentra para asistir a su segunda cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un.

“Está mintiendo para reducir su tiempo en prisión”, aseguró el mandatario, quien recordó que Cohen acaba de ser “inhabilitado” como abogado en Nueva York

“Ha hecho cosas malas no relacionadas con Trump”, agregó.

Cohen, que en mayo irá a prisión para cumplir la condena de tres años que recibió en diciembre por su papel durante la campaña electoral de 2016, testificará ante la Comisión de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes (diputados) en la única comparecencia pública de las tres que realizará esta semana en el Congreso.

Lo adelantado de su testimonio por los medios revela que Trump, al que Cohen fue fiel hasta hace pocos meses, supo que su colaborador Roger Stone, también procesado, estaba en contacto con WikiLeaks para la publicación de los correos pirateados al Partido Demócrata durante la campaña de 2016.

Esos correos fueron robados por hackers que trabajaban para el gobierno ruso, según el fiscal especial Robert Mueller, quien investiga la interferencia electoral de Rusia en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016 y si la campaña de Trump, que resultó ganador, se confabuló con el Kremlin para perjudicar a Clinton.

“Días antes de la convención demócrata, estaba en la oficina de Trump cuando su secretaria anunció que Roger Stone estaba al teléfono. Trump puso a Stone en altavoz. Stone dijo a Trump que acababa de hablar con Julian Assange”, asegurará Cohen, según CNN, que dijo haber obtenido una copia de su testimonio.

En esa conversación, Assange le dijo a Stone que en un par de días filtraría correos que “perjudicarían la campaña de Hillary Clinton”, a lo que Trump respondió: “¿No sería genial?”.

Cohen también tiene previsto admitir que en el pasado mintió al Congreso sobre los negocios de Trump en Rusia.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios