Edición Impresa, Mundo

Evo va por el Nobel

El presidente boliviano fue nominado en la Asamblea Nacional, por su lucha ambiental, como candidato a la máxima distinción internacional de la paz.

La Cámara de Diputados de Bolivia aprobó una resolución que postula al premio Nobel de la Paz al presidente Evo Morales, informó ayer la prensa nacional. La bancada parlamentaria del Movimiento Al Socialismo (MAS) hizo la proposición, en la que también se felicita a Morales por la organización de la Cumbre de los Pueblos y aprueba las conclusiones del evento. La iniciativa despertó una nueva polémica y la queja de los opositores. Durante la semana el mandatario boliviano fue blanco de críticas por sus dichos con respecto a los pollos de granjas industriales alimentados a base de hormonas, al hablar de sus peligros para la salud y la sexualidad, lo que fue “ridiculizado”  por la prensa opositora, según protestaron desde el Movimiento indigenista Pachakutiy (ver abajo).

Pese al intento de la oposición de frenar la iniciativa, se aprobó la resolución al cierre de la sesión y Morales fue postulado al premio Nobel de la Paz.

La jefa de bancada del oficialismo, Rebeca Delgado, fundamentó que la postulación del jefe de Estado boliviano “obedece al mérito de haber organizado la primera Conferencia Mundial de Pueblos sobre el Cambio Climático en defensa del planeta”.

En tanto, la bancada del MAS, mayoritaria  en el Congreso, fue cuestionada por la prensa opositora. El diario La Prensa destacó que la resolución se aprobó en una abrupta sesión “con dispensación de trámite y voto de urgencia”, una fórmula parlamentaria para acortar procedimientos.

Morales, líder del sindicato de productores de coca, fue proclamado ya en 2007 candidato al Nobel. En marzo pasado el premio Nobel de la Paz 1980, el argentino Adolfo Pérez Esquivel, anunció que la agrupación de derechos humanos Servicio Paz y Justicia (Serpaj) propondría la nominación del mandatario boliviano. También recibió en su momento distintos apoyos de importantes personalidades, entre ellas el líder cubano Fidel Castro.

Pero desde la oposición al primer presidente indígena de Bolivia volvieron a poner el grito en el cielo.

“¿Qué estamos premiando?, ¿la intolerancia, la ignorancia o la homofobia? Sólo el hecho de que Morales haya calificado de “desviación sexual” a la libertad de tener opciones sexuales (en un reciente foro sobre el clima) lo inhabilita para recibir el Nobel”, cuestionó la diputada opositora Paola Zapata, según un cable de la agencia NA.

Comentarios