Edición Impresa, Mundo

Evo ganó las elecciones y tendrá mayoría parlamentaria

El presidente fue reelecto con el 63% de los votos en un clima festivo y de mayoritaria afluencia a las urnas.

Un victorioso Evo es saludado por el pueblo boliviano.
Un victorioso Evo es saludado por el pueblo boliviano.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, fue holgadamente reelecto ayer en primera vuelta y se aseguró más de dos tercios del Senado, en las primeras elecciones realizadas bajo el imperio de la nueva Constitución y en las que también se aprobaron los regímenes autonómicos para los departamentos (provincias) que aún no los habían votado. Morales obtuvo entre 61 y 63,2 por ciento de los votos, de acuerdo con los resultados de las primeras cuatro encuestas de boca de urna (tres privadas y una estatal) difundidas una hora después del cierre de los comicios, y su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), se aseguró entre 24 y 25 de las 36 bancas del Senado de la nueva Asamblea Legislativa Plurinacional.

El canal de televisión ATB atribuyó a Morales 63,2 por ciento de los votos contra 24,1 por ciento del candidato de Plan Progreso para Bolivia-Convergencia Nacional (PPBCN), el ex gobernador Manfred Reyes Villa, y 7,7 por ciento del postulante de Unidad Nacional (UN), el empresario Samuel Doria Medina.

En tanto, Unitel atribuyó a Morales 62 por ciento; a Reyes Villa, 23 por ciento, y a Doria Medina, nueve por ciento, mientras PAT asignó 61 por ciento a Morales, 25 por ciento a Reyes Villa y 10 por ciento a Doria Medina.

Por su lado, el sondeo de boca de urna del estatal Canal 7 arrojó resultados muy similares: 62,5 por ciento para Morales, 24,01 por ciento para Reyes Villa y 11,16 por ciento para Doria Medina.

Poco más tarde, ATB y Unitel informaron que, según un recuento rápido extraoficial de 66 por ciento de los votos, Morales obtenía 62 por ciento contra 26 por ciento de Reyes Villa y siete por ciento de Doria Medina.

Paralelamente, los canales privados vaticinaron que el MAS tendrá 25 senadores y la televisora estatal predijo que serán 24, pero Morales pronosticó ante sus ministros que serán “más de 27”.

Al cierre de esta edición, el presidente Morales se preparaba para dirigir un mensaje a la nación boliviana.

La jornada electoral transcurrió en un clima festivo y de absoluta tranquilidad, hecho que fue destacado por los jefes de las misiones de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE), Horacio Serpa y José de Gabriel, respectivamente.

“El pueblo hoy tiene derecho a decidir concientemente si se sigue profundizando la democracia o retornar al neoliberalismo, si están con el cambio o con el neoliberalismo”, dijo Morales a los periodistas tras haber votado en el colegio Villa 14 de Septiembre, en el municipio del mismo nombre, ubicado en la región del Chapare, en el centro del departamento Cochabamba.

Morales destacó que por primera vez los indígenas pudieron elegir directamente a sus representantes en la futura Asamblea Legislativa Plurinacional, así como la celebración simultánea de referendos para adoptar regímenes autonómicos departamentales, regionales e indígenas, todos los cuales fueron aprobados por holgado margen, según las encuestas de boca de urna.

Evo Morales recalcó que por primera vez los indígenas pudieron elegir directamente a sus representantes en la Asamblea Legislativa Plurinacional, así como destacó la participación en los referendos que definían la autonomía de las regiones.

 

Masivo sufragio de los residentes en Argentina

Miles de ciudadanos bolivianos residentes en Argentina sufragaron por primera vez desde el exterior en Buenos Aires, Jujuy y Mendoza. En Capital Federal, desde temprano se congregó una gran cantidad de votantes alrededor de las instalaciones de los clubes Deportivo Español y San Lorenzo, donde debían votar más de las dos terceras partes de los casi 90.000 bolivianos empadronados en la Argentina. En tanto, las autoridades bolivianas resolvieron aplazar el cierre de los comicios, previsto inicialmente para las 17, debido a la gran cantidad de ciudadanos que a esa hora todavía estaban formando filas para votar debido a las dificultades en la organización. Los principales inconvenientes que se registraron en los dos estadios ubicados en la zona del Bajo Flores fueron la apertura tardía de los comicios (a las 9.30 en vez de a las ocho, como estaba previsto) y la dificultad de los votantes para ubicar la mesa en la que estaban inscriptos. También, el registro padronal presentó problemas para los indígenas.

“La gente boliviana se ha manifestado a hacer el voto en esta fiesta democrática y lo está llevando bien, se ve a la gente muy animada y muy contenta porque mucha gente está votando por primera vez en su vida; esa alegría es lo que destaco por encima de los problemas”, describió un funcionario del país del Altiplano.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios