Edición Impresa, Mundo

Europa: marchas por crisis

El 1º de Mayo estuvo marcado en el Viejo Continente por la aguda situación económica. La mayor parte fueron actos pacíficos salvo en Grecia y Alemania, y todos se movilizaron contra la flexibilización laboral.

En la tradicional marcha del 1º de Mayo del Día de los Trabajadores, cientos de manifestantes provocaron incidentes en Grecia, país sumido en una profunda crisis económica, cuyo gobierno decidió paliar con ajustes a los sectores de menores recursos. En tanto, los sindicatos franceses no lograron reeditar ayer la convocatoria del año anterior y se enfrentan a Sarkozy por sus intenciones de flexibilizar el sistema previsional. En Alemania se registraron heridos y en España, frente a la sombra de una reforma laboral, los sindicatos sostuvieron que una liberalización del mercado del empleo no es la solución para contrarrestar la desocupación. En Moscú se mostraron en las calles la oposición formada por los comunistas y el Partido Nacional Bolchevique y los simpatizantes del primer ministro, Vladimir Putin.

La policía griega tuvo que dispersar a los manifestantes en las ciudades de Atenas y Salónica –norte del país–, quienes protestaban contra los duros planes de austeridad del Ejecutivo, indicó la edición digital del diario español El País.

Los efectivos, además, intervinieron en las puertas del Parlamento contra un pequeño grupo de manifestantes violentos al final de una marcha multitudinaria y pacífica, con motivo del Día del Trabajador.

En Salónica, unos 30 manifestantes destruyeron cajeros automáticos, las vidrieras de varias oficinas bancarias y algunos vehículos durante las movilizaciones.

“La manifestación de ayer tiene un significado especial debido a las medidas severas e injustas por parte del gobierno”, dijeron mediante un comunicado los organizadores.

Grecia atraviesa una importante crisis que podría llegar a arrastrar a todo el continente. Las medidas de ajuste implican principalmente la flexibilización de los derechos de los trabajadores, es decir, salarios bajos, más horas de trabajo y menores restricciones para despidos. En tanto, se espera que Atenas acepte mañana un acuerdo de ayuda internacional para salir de su crisis financiera, y podría quedar durante diez años bajo control del Fondo Monetario Internacional (FMI), estima la revista alemana Der Spiegel.

El FMI, que negocia actualmente junto con la Unión Europea las condiciones de austeridad impuestas a Grecia a cambio de la ayuda, “se prepara para permanecer diez años en el país, hasta que las reformas económicas sean realizadas y den frutos”, escribe, sin citar fuentes, el semanario en el número que será publicado mañana.

El acuerdo que se prepara prevé préstamos de la Eurozona y del FMI que llegarían a 45.000 millones de euros el primer año.

Por su parte, la ministra de Economía de Francia, Christine Lagarde, expresó que el plan de ayuda a Grecia será de 100.000 a 120.000 millones de euros.

Mientras tanto, los cinco principales sindicatos franceses anhelaban una “gran movilización”, aunque en las más de 315 manifestaciones realizadas en todo el país hubo 195.000 personas según el Ministerio del Interior, y 350.000 personas según los sindicatos.

Las coloridas y ruidosas manifestaciones de trabajadores que desafiaron ayer la latente amenaza de lluvia fueron mucho menos importantes que en 2009. En París la manifestación reunió a 45.000 personas, según los organizadores. Las más importantes tuvieron lugar en Burdeos, Marsella, Nantes y Rouen, con entre 5.000 y 15.000 manifestantes. “Con su participación los trabajadores dicen claramente que no están dispuestos a aceptar sacrificios sociales”, aseguró  el secretario general de la CGT francesa Bernard Thibault, quien minimizó la baja de la convocatoria.

En tanto, en Alemania, 14 personas resultaron heridas y tres fueron detenidas en los enfrentamientos registrados en la ciudad portuaria de Hamburgo –norte del país–, entre la policía y los militantes radicales, informaron las autoridades. En Berlín, agentes de policía fueron atacados con botellas y vasos de cerveza.

En España las centrales sindicales Comisiones Obreras y Unión General de Trabajadores expresaron al Ejecutivo que si el “presupuesto restrictivo de 2011” significa “bajar la protección por desempleo habrá unconflicto laboral de alcance”.

En Moscú, comunistas, nacionalistas rusos y partidarios del partido de Vladimir Putin marcharon para conmemorar el Día Internacional del Trabajador mientras la oposición preparó manifestaciones alternativas para expresar su disconformidad con la labor del primer ministro ruso.

Comentarios