Edición Impresa, Mundo

Europa: 33 muertos por el frío y colapsa el transporte

Las intensas nevadas dejaron 20 víctimas fatales en Polonia. Suspensiones y demoras en tráfico aéreo.

Las intensas nevadas del pasado fin de semana, que provocaron temperaturas por debajo de 30 grados bajo cero, ocasionaron al menos 33 muertos por congelación y colapsos en el tráfico aéreo, ferroviario y terrestre en varios países europeos.

Reportes de prensa informaron que las bajas temperaturas causaron anteayer al menos 20 muertos en Polonia; ocho en la República Checa; dos en la región de Stiria, en Austria; uno en la norteña zona de Arras y otro al sureste, en Marsella, ambas en Francia, y otro fallecido en Manheim, Alemania. Además, las intensas nevadas originaron numerosos accidentes en las carreteras y se reportaron en Alemania cinco fallecidos y varios heridos por esta causa, según fuentes policiales.

En tanto, miles de europeos quedaron bloqueados en trenes, estaciones, caminos y aeropuertos debido al frío y a la nieve, que también provocaron víctimas entre los indigentes, en vísperas de las festividades de Navidad. La ola de frío afecta al continente desde hace varios días, con récord de bajas temperaturas: 33,6 grados bajo cero en la madrugada del sábado en Baviera (Alemania). Mientras que las nevadas obligaron a las autoridades francesas a poner en estado de alerta “naranja” a 50 de los 95 departamentos del país.

Las bajas temperaturas provocan además desperfectos que bloquearon el tráfico de los trenes Eurostar entre Londres y París y obligaron desde el viernes a unos 2.000 pasajeros a pasar la noche en el túnel bajo el canal de la Mancha. “Es aún demasiado pronto para decir si reanudamos el servicio mañana (lunes)”, indicó ayer al mediodía un portavoz de Eurostar.

Los otros trenes de alta velocidad (TGV) franceses estaban limitados el domingo a 220 kilómetros por hora en lugar de los más de 300 km/h habituales.

En lo relativo al transporte aéreo, el aeropuerto de Bruselas estaba cerrado ayer debido a la nieve, al igual que los terminales belgas de Charleroi (sur) y Lieja (este).

En Gran Bretaña, los operadores de tráfico aéreo advirtieron sobre riesgos de atrasos y de anulación de vuelos desde el aeropuerto londinense de Heathrow, el más importante del país. El de Manchester anunció ayer el cierre poco antes de mediodía, debido a importantes nevadas en el norte de Inglaterra.

En París, el 40 por ciento de los vuelos programados para ayer por la mañana y el 20 por ciento de los programados por la tarde ya habían sido anulados desde la víspera. Los subsistentes registraban retrasos de hasta una hora.

El noroeste y el oeste de Francia, que el pasado sábado estuvieron bloqueados por la nieve, volvieron ayer a una situación casi normal. No obstante, los servicios de transporte público seguían bloqueados en varias ciudades.

En el suroeste de Francia, donde el frío y la nieve determinaron el pasado sábado el cierre del túnel de Somport hacia España, un choque en serie de unos quince vehículos provocó la suspensión temporal del tráfico en la principal autopista.

El frío afectó hasta el sur de Europa. Varias zonas del norte y el centro de Portugal fueron declaradas en estado de alerta y el tráfico aéreo sufrió ayer perturbaciones en el aeropuerto de Barajas de Madrid.

Comentarios