Edición Impresa, Política

Productores

Etchevehere habló en la Rural de “la década depredada”

En su discurso de apertura de la exposición del campo, el presidente de la SRA dijo que “es urgente cambiar el rumbo”.


El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luis Miguel Etchevehere, calificó ayer al mandato kirchnerista como “la década depredada” por un “proyecto que no tiene alma” y advirtió que “es urgente cambiar el rumbo” político del país.

En su discurso de apertura de la 128ª Exposición Rural de Palermo, Etchevehere le hizo un guiño a la oposición, al señalar que “la lógica del gobierno actual no funciona”, por lo que aseguró que “es hora de probar con lo nuevo”.

Además, expresó que el gobierno “está en su ocaso”, aunque su gestión termina “dentro de dieciséis meses” y aseguró que el campo resistió en los últimos años “el atropello autoritario” y “las tormentas” que desató el kirchnerismo.

Aplaudido por algunos dirigentes del arco opositor, que lo escucharon expectante desde la platea principal, Etchevhere sentenció que “es urgente cambiar el rumbo” político del país y definió como “intolerables” los casos de corrupción que salpican al gobierno.

Ante la ausencia de funcionarios nacionales, el presidente de la Rural reclamó que “nadie mire para otro lado ni haga la plancha” porque, remarcó, “en 16 meses” cuando se termine el mandato de la presidenta Cristina Fernández, “se puede hacer mucho bien, pero también se puede insistir en los desaciertos”.

“Con el campo en marcha, el país que viene no tendrá nada que ver con éste”, vaticinó el dirigente rural durante la apertura de la muestra, que fue presenciada por el jefe de Gobierno de la ciudad, Mauricio Macri; su jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta; los senadores macristas Gabriela Michetti, Alfredo De Angelis, los radicales Ernesto Sanz y Ricardo Buryaille y el diputado massista Ignacio de Mendiguren, entre otros dirigentes.

En ese marco, expresó que los productores rurales sienten “angustia e inquietud por la inflación y la inseguridad que no paran” y por “el fantasma de un default que nadie quiere”.

Etchevehere definió a la gestión kirchnerista como “la década depredada” y afirmó que se “extiende sobre todos la sombra de un nuevo default, mientras nos dicen que la cuenta la pague el que sigue”.

“Fue la década depredada. Depredaron los recursos del campo, las reservas energéticas y las del Banco Central”, enfatizó Etchevehere, quien además manifestó que “este proyecto no tiene alma, no tiene amor por la patria ni por los argentinos”.

Consideró que “este gobierno no quiere resolver los problemas de los más necesitados; se los quiere sacar de encima y valerse de ellos como capital electoral”.

Asimismo, sostuvo que “en este momento, el gobierno se enfrenta a algo a lo que no puede escapar: el momento del balance”, y afirmó que “ningún gobierno, desde el retorno de la democracia, tuvo tanto poder y tanto dinero”.

“Se llenaron los bolsillos y recaudaron como nunca. Ningún gobierno tuvo tanto poder y no solucionó ninguno de los problemas de fondo. La lógica del gobierno actual no funciona; es hora de probar algo nuevo”, remató.

Respaldado por los aplausos del jefe de Uatre, Gerónimo Venegas; el de Federación Agraria, Eduardo Buzzi, y el presidente de Coninagro, Carlos Garetto, Etchevehere también sentenció que el kirchnerismo “no solucionó ningún problema de fondo”.

En otro pasaje de su discurso, indicó que desde el gobierno “no pudieron” aislar al campo y remarcó que aunque intentaron dividir a la dirigencia rural “no lo han logrado ni lo van a lograr”.

“No caímos en la trampa de la provocación. No pudieron aislarnos. Hoy estamos todos juntos y más que juntos, unidos”, enfatizó el dirigente rural, quien añadió que el campo resistió en los últimos años “el atropello autoritario” que desató el kirchnerismo.

Pidió “prudencia, moderación, responsabilidad” a los productores pero remarcó que “cuando la prudencia se convierte en inacción, se transforma en cobardía”.

“Hemos logrado superar todas las tormentas. Las que desata el gobierno y las que desata el cielo”, sentenció Etchevehere, quien afirmó que el gobierno “está en su ocaso”.

Palos para el vice acusado en la Justicia

El titular de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luis Miguel Etchevehere, apuntó ayer contra el vicepresidente Amado Boudou, al considerar que la corrupción es “intolerable para todos los que se levantan al alba para trabajar y no para fabricar billetes o apropiarse de empresas ajenas”.

“El corrupto es un hombre que se aprovecha del poder político o económico para robar los dineros públicos, y para conspirar contra el orden democrático como dice la Constitución Nacional. Eso es intolerable para todos los que se levantan al alba para trabajar y no para fabricar billetes o apropiarse de empresas ajenas”, enfatizó Etchevehere, al apuntar sin mencionarlo contra Boudou, procesado en caso Ciccone.

Etchevehere aseguró además, en una de sus críticas al gobierno nacional que “el populismo demagógico, cree que todo se resuelve con algunos pesos y mucha publicidad”.

Acompañaron empresarios de todos los sectores

El tradicional discurso de apertura de la Rural de Palermo, en su edición 128, volvió a contar este año con un importante acompañamiento de empresarios y ruralistas, desde donde surgieron premisas como la “institucionalidad”, el “crecimiento” y el “recambio político”.

Como pocas veces, el palco oficial lució colmado de empresarios, muchos de ellos nucleados en el llamado Foro de Convergencia Empresaria, con figuras como Héctor Méndez y José Urtubey (Unión Industrial), Jaime Campos (Asociación Empresaria Argentina), Claudio Cesáreo (Asociación Bancos Argentinos), Carlos de la Vega (Cámara de Comercio), Carlos Wagner (Cámara de la Construcción), Diego Pérez Santiesteban (Importadores) y Miguel Blanco (Idea), entre otros.

Tanto en el discurso como en los comentarios formulados en el palco oficial, durante los diálogos comunes que mantuvieron los hombres de empresa, del comercio y los banqueros, no estuvo ajeno el intercambio de pareceres respecto a la situación que ofrece la economía, la política y las presidenciales del 2015.

Al respecto, el recambio de administración planteado para diciembre del 2015 es, no sólo en La Rural sino en el mundo empresario, uno de los temas más tratados, así como también la necesidad de establecer consensos entre los distintos espacios políticos para destrabar problemas actuales, mientras reconocen que aún restan 16 meses de gobierno con signo K.

La Rural 2014 no contó con la presencia de representantes de la Casa Rosada, aunque sí con presidenciables como Mauricio Macri, del PRO, y Ernesto Sanz, de Unen-UCR, y también se anotó el salteño Juan Carlos Romero, del peronismo opositor.

En esta edición, volvió a cumplirse una postal que ya es típica: el acompañamiento de los integrantes de la mesa de enlace. Este fue el caso de Eduardo Buzzi (Federación Agraria), Carlos Garetto (Coninagro) y Rubén Ferrero (Confederaciones Rurales), para quien el entrerriano tuvo palabras de agradecimiento.

Comentarios