Coronavirus, Política

Resolución oficial

Estudiantes que repitieron 2019 podrán volver a rendir en junio con la posibilidad de pasar de año

El Ministerio de Educación de la provincia modificó el sistema de evaluaciones por la pandemia del coronavirus. La decisión cayó mal entre los docentes, que pidieron revisar la medida. Afirman que habrá una sobrecarga de tareas y que no pueden garantizar el seguimiento virtual de los alumnos.


"Al no trabajar en el aula, invertimos dinero para pagar luz, internet, celulares, notebook", dice el comunicado. Foto: Franco Trovato Fuoco

A través de la resolución 223/2020, el Ministerio de Educación de la provincia dispuso modificar el sistema de evaluaciones por motivo de la pandemia del coronavirus. La resolución establece, por un lado, la posibilidad de tomar los exámenes en junio a los alumnos que cursaron quinto año en 2019 y adeudan materias. Esas mesas de exámenes usualmente se realizan en abril, pero este año no pudieron concretarse por la pandemia. El segundo punto dispone que los estudiantes que hayan repetido el ciclo lectivo 2019 adeudando hasta cuatro materias puedan rendir uno o dos espacios curriculares (a elección) durante la última semana de junio de 2020 con seguimiento a cargo de los docentes y modalidad de examen virtual.

El segundo punto de la resolución generó un fuerte malestar, a tal punto que un grupo de docentes de la Escuela Alfonso Grilli, de Santa Fe, elevó una carta a la ministra de Educación Adriana Cantero para pedir que anule la medida. El motivo: no pueden garantizar el seguimiento virtual de los estudiantes por la falta de accesibilidad y conectividad en la que se encuentran no solo las escuelas, sino también las alumnas y los alumnos, y el sobrecargo de tareas que ello implica. La nota empezó a circular el fin de semana y ya reúne –al cierre de esta edición– más de 7000 firmas de docentes de distintas localidades de la provincia.

En su nota, los docentes cuestionan que la medida fue enviada a las escuelas “sin haber existido ninguna instancia de consulta o debate previo” y explican que “las instancias evaluativas del período febrero/marzo se cumplimentaron de forma presencial y con absoluta normalidad en todas las instituciones educativas, dando cierre administrativo al ciclo lectivo 2019 (…) Finalizado dicho período, el estudiante que no pudo acreditar los espacios correspondientes no fue promovido al siguiente curso, según la normativa vigente. Este proceso de evaluación y promoción se efectivizó sin haberse visto perjudicado por el contexto de pandemia”.

El malestar de los docentes es porque la resolución ministerial “modifica las normativas de evaluación de forma retroactiva sobre un período administrativo que ya está cerrado y sobre el cual no existía una demanda”, explicó Julia Miassi, vicedirectora de la Escuela Alfonso Grilli, en declaraciones al periódico Pausa de Santa Fe. “Es también una falacia, porque en los contextos de aislamiento, por ejemplo en nuestra escuela, es casi inviable. Tenemos chicos que no tienen celular, no tienen conectividad. Ni hablar de los que se cambiaron de escuela, que repitieron en su escuela de origen, somos nosotros los que tenemos que asumir esos exámenes en el contexto de la pandemia. En las escuelas es muy difícil de aplicar y tenemos docentes que están realmente en contra”.

En la nota dirigida a la ministra Cantero, los docentes aseguran que hay estudiantes “con mínima o nula conectividad, a quienes se les han abierto otros caminos, mientras se esperaba un cuadernillo lanzado por el Ministerio que llegó sobre el final del primer trimestre y que resulta extemporáneo pues desarrolla contenidos correspondientes a las dos primeras semanas de aislamiento y que ya habían sido trabajados por las instituciones”.

“Es evidente que se trata de una medida que avasalla y desconoce los espacios de discusión, consulta y acuerdos de modificaciones a las normativas a través de los cuales los gobiernos democráticos han introducido reformas viables en el sistema educativo, espacios construidos colectivamente después de años de luchas”, agrega el escrito.

 

Explicación oficial

El secretario de Educación de la provincia, Víctor Debloc, explicó que la decisión apunta a brindar nuevas mesas de exámenes a los estudiantes que repitieron el ciclo lectivo 2019, con la posibilidad de pasar al año académico subsiguiente.

“El motivo implica reorganizar las prioridades en función de la pandemia. La escuela ya no está presencialmente todos los días con los alumnos, entonces estamos pensando en el eje del adolescente como sujeto de derecho y ofrecer unas oportunidades nuevas. El motivo es el eje centrado en los derechos y en un cuidado de las trayectorias escolares”, sostuvo Debloc.

El funcionario explicó que la medida se encuentra avalada por la resolución 363/2020, del Consejo Federal de Educación, que “habilita a que las distintas jurisdicciones a buscar nuevas formas de evaluación y de promoción”. Y agregó que “no va a haber educadores que puedan oponerse a una oportunidad que se les posibilita a los alumnos”.

“La calidad educativa –siguió el funcionario provincial– también se centra en la perspectiva de los derechos. Si no podemos vincular el tema de la inclusión y las oportunidades para que los jóvenes se vinculen con los saberes a través de maestros y profesores apasionados y comprometidos, puede ser que el alumno sienta que la escuela no es lo que se le había prometido”.

Sobre la falta de conectividad, Debloc reconoció que “en su mensaje del 1° de mayo, el gobernador (Omar Perotti) ha hecho un diagnóstico muy crudo de la desigualdad que hay respecto a la conectividad en la provincia de Santa Fe. La conectividad en tanto extensión de redes, calidad de redes, equipamiento y dispositivos por parte familias, alumnos y docentes es una dificultad enorme. En ese marco sabemos que trabajamos con algo que está frenando la tarea. Muchos alumnos de los barrios y de las zonas rurales alejadas no tienen computadoras o las empresas que prestan el servicio de internet dejan que desear”.

 

Sin calificaciones

El Consejo Federal de Educación aprobó por unanimidad que no habrá calificaciones en todo el territorio nacional.

La ministra de Educación de Santa Fe, Adriana Cantero, participó por videoconferencia de la 96º Asamblea del Consejo Federal de Educación, actividad de la que tomaron parte también el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, representantes de todas las jurisdicciones provinciales, entidades gremiales que forman parte de la Paritaria Nacional Docente, y legisladores nacionales de las comisiones de Educación.

Durante el encuentro se aprobó por unanimidad la resolución 363/20 que da marco normativo a los criterios de evaluación en el proceso de continuidad pedagógica de este tiempo signado por la pandemia.

La ministra Cantero expresó que la Resolución “fortalece y acrecienta nuestro empeño en cuidar las trayectorias escolares de los estudiantes definiendo orientaciones que van en la misma dirección en que estamos desarrollando nuestra línea pedagógica”.

De igual modo, se habilitan innovaciones en los formatos evaluativos de todos los niveles en la búsqueda de garantizar las continuidades pedagógicas con un criterio federal, conservando las heterogeneidades del territorio nacional.

Asimismo, el ministro Nicolás Trotta señaló la necesidad de analizar la confección de protocolos para el regreso a las aulas cuando el comité de expertos en salud lo disponga, teniendo en cuenta la readecuación de la infraestructura escolar y considerando la experiencia que están empezando a transitar otros estados nacionales.

Comentarios