Ciudad

Contra el ajuste

Estudiantes marcharon en defensa de la educación pública

Desde las facultades de humanidades y medicina caminaron hacia las puertas del recital de Charly García para pedir que frenen las políticas de ajuste. Horas antes los universitarios resolvieron en asamblea continuar con las medidas de protesta.


Agustina, Gisela y Agostina estudian bellas artes. No militan en agrupación política alguna y no se animaron a hablar en la asamblea interfacultades que se hizo este miércoles por la tarde en la puerta del céntrico edificio de Humanidades y Artes. La timidez nos les quitó las ganas de luchar y acompañar. Han participado de la toma, de las marchas y de las clases públicas desde hace cinco semanas. “La lucha se apoya. Es una unidad, no es partidaria”, dijeron las chicas minutos antes de empezar a caminar con el resto de las columnas. Ellas fueron parte de los cientos -entre quienes se encolumnaron en las banderas de sus agrupaciones y quienes fueron por su cuenta- que se movilizaron con antorchas, ya al caer la noche, desde las facultades de Humanidades y Artes y de Medicina hacia 27 de Febrero y Oroño, donde esperaron el cierre del recital de Charly García para llevar el reclamo al “icono de la resistencia social”.

En la calle

“Es un momento triste y complicado para la Universidad porque el gobierno nacional le da la espalda a la educación pública. Tenemos que defender nuestro espacio porque es un derecho”, agregaron las chicas y celebraron los debates que se dan en las facultades, motorizados por las agrupaciones estudiantiles, los centros de estudiantes, los docentes y los gremios que los nuclean, como Coad y Apur.

Evelyn, Julieta y Nieves tienen 22 años y estudian arquitectura. Tampoco pertenecen a alguna agrupación política. Fueron especialmente hasta las puertas de Humanidades para escuchar las mociones de la asamblea y participar de la marcha. Lamentaron que en la Facultad de Arquitectura se hubiera levantado la toma y creen que falta más compromiso de parte de sus compañeros. “La situación es preocupante. Si no nos movemos nosotros, nada va a cambiar”, dijeron las chicas que vinieron a Rosario a estudiar. “Muchos compañeros no participan ni se involucran. Algunos tienen resuelta la cuestión económica. Nosotras somos de otras ciudades y hacemos un esfuerzo para estudiar”, agregaron en apoyo a la lucha por el presupuesto y los sueldos docentes.

Carla y Ana tienen 28 años y estudian medicina. Fueron a marchar porque creen que las luchas se ganan en la calle. “A los gobiernos neoliberales los frenó el pueblo. La educación es un derecho y es una lucha de todos”, dijeron.

La columna de Humanidades partió pasadas las 19 y marchó por Entre Ríos hasta Pellegrini. Cerca de las 20.30 llegó a Oroño y se unió a los estudiantes de Medicina. Con antorchas, banderas y cánticos en defensa de la universidad pública, los estudiantes siguieron por Oroño hasta 27 de Febrero, donde permanecieron hasta el final del recital de Charly García, quien visitó Rosario después de cinco años, para extender el reclamo.

Reunidos

Antes de la marcha, los universitarios de varias carreras hicieron una asamblea en la puerta de la Facultad de Humanidades para debatir las medidas a seguir. Representantes de las agrupaciones políticas llevaron mociones que luego votaron los estudiantes y que serán discutidas nuevamente en cada facultad. Ese punto fue uno de los más polémicos de una reunión donde hubo cruces, pero mantuvo la atención de todos los participantes.

Las medidas aprobadas fueron hacer otra asamblea este viernes a las 18 en Humanidades, cortar la ruta el próximo miércoles 12 y movilizar el jueves próximo con los colegios secundarios contra el aumento del boleto. También exigir a la Confederación General de Trabajo (CGT) un paro general. Las principales consignas fueron frenar la intervención del Fondo Monetario Internacional (FMI) y las políticas de ajuste del gobierno de Cambiemos.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios