Coronavirus, País, Últimas

Segunda ola

Estudian la posibilidad de combinar las dosis de diferentes vacunas para covid 19

La combinación con diferentes tecnologías ya se utiliza en Europa, pero todavía no está demostrada una mejora en la efectividad. En Argentina no se aplica pero si las investigaciones avanzan puede llegar a haber un cambio en esta política


Pasaron 18 meses desde los primeros casos de coronavirus y 15 desde la declaración de la pandemia. En este tiempo se lograron desarrollar siete vacunas que fueron validadas para su uso de emergencia por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y hay otras cien en diferentes fases de ensayos clínicos.

La mayoría fueron diseñadas para ser aplicadas en dos dosis, separadas por entre 4 y 12 semanas. De esa manera, el riesgo de desarrollar una forma grave de la enfermedad se reduce muchísimo. Pero la dificultad de los países para acceder a las vacunas y la urgencia ante las nuevas variantes potencialmente más contagiosas hizo que la comunidad científica comenzara a evaluar la posibilidad de combinar diferentes vacunas para así llegar más rápido a una mayor cantidad de personas inmunizadas.

En Europa, después de que se reportaran una decena de casos de trombosis tras la segunda dosis de Aztrazeneca, comenzaron ensayos y hoy se están combinando vacunas.

En la combinación con diferentes tecnologías -de adenovirus o ARN mensajero- todavía “no está demostrada una mejora en la efectividad”, señalaron especialistas, que igual dijeron ser optimistas luego de que la jefa de Gobierno alemana, Angela Merkel, recibiera una segunda dosis de vacuna de Moderna, tras una primera de AstraZeneca.

El infectólogo y asesor del Gobierno nacional, Tomás Orduna, dijo a Télam que la combinación de dosis “es muy común en Europa” porque varios países “después de lo que había ocurrido con AstraZeneca decidieron no dar la segunda dosis” con la vacuna de Oxford. “Se vio que en algunos modelos que incluso podría mejorar la respuesta final de la vacuna”, sostuvo y agregó que “está en estudio en varios protocolos”.

El ministerio de Salud nacional todavía no aprueba esta estrategia, al igual que la OMS. Los ensayos clínicos siguen, falta ver qué efectos adversos pueden provocar, más bien, la gravedad de los mismos. Por ahora los organismos recomiendan mantener el mismo producto para ambas dosis.

España, Alemania, Francia, Suecia, Noruega y Dinamarca figuran entre los países que aconsejan calendarios de vacunación mixtos. La flexibilidad que implica esta estrategia permite mayor agilidad para avanzar en los planes de vacunación frente al grave problema de suministro a nivel mundial.

Orduna agregó que “uno de los primeros que se refirió a la combinación fue AstraZeneca con Sputnik V a partir de la invitación de la gente del Instituto Gamaleya hace ya muchos meses”.

“Aparentemente por las primeras historias sirve la combinación y hasta puede responder finalmente mejor que con una sola vacuna de la misma tecnología”, señaló Orduna.

En relación a los estudios, dijo que no se publicaron en algunas de las grandes revistas por lo menos en el “corto plazo”. Sin embargo, los resultados preliminares indican que los efectos adversos fueron de leves a moderados con una duración de dos a tres días. Por eso para muchos miembros de la comunidad científica se trata de resultados muy prometedores.

Qué se espera para la Argentina

Orduna sostuvo que “en la medida en que se tengan vacunas para poder completar el calendario” no se está estudiando la combinación y dijo que lo más difícil “es conseguir el componente dos de la vacuna de Gamaleya”.

“Si en el futuro se demuestra que combinar vacunas de adenovirus con las de ARN mensajero cambia mucho el amperímetro y después tenemos los contratos que pudieran llegar con Moderna o con Pfizer, veremos qué se hace”, agregó.

Apuntó que “probablemente” se pueda combinar una primera dosis de Sputnik V con otra, porque “tener diferentes tecnologías puede ser generadoras de estímulos al sistema inmune y que, en principio, podemos suponer que no sea de inferior respuesta que con la misma tecnología”.

“Es muy importante que lo que se haga tiene que ser con protocolo de investigación para poder seguir de cerca a los pacientes, medir respuestas y saber lo que ocurre en el terreno, el mundo real, y poder decir que hay protección igual, mejor o peor”.

Por su parte, Ricardo Teijeiro, infectólogo del Hospital Pirovano, afirmó que “se están haciendo varios estudios” como por ejemplo en España, sobre la combinación de dosis. “Es probable que sí termine demostrada la efectividad de la combinación, pero no hay nada firme todavía”, manifestó.

El especialista pidió “ser respetuosos a que terminen los estudios y que se demuestre la efectividad antes de popularizarlo; esto no está demostrado, hay que ser muy prudente”.mSin embargo, indicó que “nada hace pensar que no se puedan combinar vacunas”.

Combinaciones posibles de vacunas

Sobre la combinación de AstraZeneca con Sinopharm o CanSino, el infectólogo dijo: “No lo sabemos porque para eso hay que programar estudios para comprobarlo” aunque “la posibilidad está”.

En el caso de Alemania, “ellos están haciendo una evaluación de dos plataformas diferentes porque están viendo que ese tipo de combinaciones pueden ser más efectivas, sobre todo porque la vacuna de AstraZeneca es un poco menos eficaz que las otras”.

“Se está buscando una mayor protección y más tiempo de duración de los anticuerpos”, explicó.
Teijeiro señaló que no se sabe cuánto pueden durar los anticuerpos, aunque que por los estudios sería de “no menos de un año”, pero advirtió que se debe “hacer un seguimiento, un historial de años para poder estar seguros”.

En tanto, el infectólogo Eduardo López, dijo que “los estudios de intercambiabilidad de vacunas que se están haciendo en el mundo son con Pfizer y Moderna (ARN Mensajero) con las dosis de AstraZeneca, que es vectorial”.

“Esto se hace ya sea utilizando primero Moderna y AstraZeneca o AstraZeneca y Moderna o Pfizer y AstraZeneca” o viceversa. “Se está utilizando en Alemania, España, Gran Bretaña y varios países de Europa”, precisó.

En relación con otros fármacos, expuso que “no hay estudios” sobre “Sputnik V, las vacunas chinas o la de Johnson & Johnson”. “Aparentemente lo que muestra es que hay un poco de aumento de dolor de cabeza, fiebre, dolor en el sitio de inyección, pero no hay efectos adversos severos”, dijo en relación a la posvacunación.

Eficacia de la combinación

En cuanto a la eficacia de la combinación, López aseguró que “no está publicado” el resultado y que posiblemente se conozca a fines del mes de julio.

“Es muy probable que la eficacia sea igual o mayor”, opinó y consideró que “en algunos países se está implementando el intercambio de dosis por el efecto raro e infrecuente de la trombosis que provocó AstraZeneca, entonces no quieren poner la segunda dosis” de la vacuna desarrollada en Oxford, aunque aclaró que ese tipo de efecto adverso se manifiesta en los adultos jóvenes.

En su opinión, el estudio que hay que realizar en la Argentina es la combinación de “Sputnik V con AstraZeneca que son las vacunas que con mayor cantidad están llegando”.

“Una alternativa es una primera dosis con Sputnik V y la segunda con AstraZeneca, aunque también está la posibilidad de usar CanSino, pero no se sabe porque todavía no hay estudios” al respecto, completó.

Comentarios