Ciudad

Estudian insectos, suelo, agua y vegetación en islas afectadas por incendios para saber su impacto

Científicos de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) iniciaron un relevamiento en la isla Los Mástiles, ubicada enfrente de Granadero Baigorria.


Científicos de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) iniciaron un relevamiento de insectos, suelo y vegetación en la isla Los Mástiles, en el río Paraná, para determinar el impacto causado por los incendios en ese sector de humedales.

Un equipo multidisciplinario del Observatorio Ambiental y de la Plataforma Ambiental de la UNR, comenzaron a estudiar en el lugar el ecosistema de la isla, ubicada frente a Granadero Baigorria, la cual fue afectada por los incendios.

Los científicos analizaron las características del suelo, agua, vegetación, aves e insectos para luego “analizar de qué manera las áreas quemadas se recuperarán en el futuro”. dijo a Télam el entomólogo y secretario de Ciencia, Tecnología e Innovación para el Desarrollo de la UNR, Guillermo Montero.

“Hicimos un relevamiento de insectos, artrópodos en particular, que son muy sensibles y que se usan como indicadores de condiciones ambientales”, añadió.

Comentó que eligieron un área de sauzales degradados, ubicados en la parte alta de la isla, donde colocaron trampas para capturar insectos durante toda una semana.

“Luego estudiaremos las diferencias que existen entre los insectos de sitios quemados, con otros de áreas no quemadas, tratando de detectar especies indicadoras que nos marquen los disturbios”, detalló.

Montero dijo que ese estudio “está ligado a un censo de vegetación que está pegado a estas trampas. Luego se relacionan insectos con vegetación y muestras de suelo de la isla para hacer estudios más integrales”, expresó.

Dijo también que a raíz de la prolongada sequía, la vegetación seca en la isla “es una masa de combustible extraordinaria. Hay una gran cantidad de materia orgánica pegada al suelo, que a raíz del fuego se forma toda una brasa”, apuntó.

“Eso hace que el fuego se prolongue durante mucho tiempo, por lo que el daño que produce es extraordinariamente importante”, remarcó.

Y añadió que “esto explica porqué investigamos este lugar, cuyo objetivo es establecer criterios de conservación y para lo cual, lo primero que debemos hacer en esos ambientes de islas es conocer lo que hay”.

Comentarios