Economía

Gigante aporta incertidumbre

Estrés financiero: argumento de la poderosa aceitera Vicentín para cortar pagos

La poderosa agroindustrial santafesina es una de las mayores exportadoras de granos y subproductos. Prevén reunión urgente en la Bolsa ante el cimbronazo del anuncio. La firma, que arrancó su actividad en 1929, aportó $16,5 millones a la continuidad de Cambiemos en el poder. Ahora dice que no da más


El holding agroindustrial santafesino Vicentin sorprendió al comunicar que inició un proceso de reestructuración de pagos como consecuencia de lo que denominó estrés financiero que afecta al conglomerado, que opera desde hace 90 años y es la quinta compañía que más exportó durante el primer cuatrimestre de este año según el ránking de la consultora Zini.

Voceros de la compañía dijeron extraoficialmente que en medio de un fuerte aluvión de negocios por granos a fijar, y en la necesidad de realizar pagos, se quedó sin los fondos necesarios para afrontar todos los compromisos a la vez.

Vicentín tenía este miércoles unos 700 camiones en posiciones en sus terminales, lo que implica una gran cantidad de mercadería comprometida para el pago.

“Estamos evaluando distintas alternativas y trabajando para poder cumplir los compromisos adquiridos. Somos una empresa familiar que, a lo largo de su trayectoria, creció y generó oportunidades a partir del apoyo de sus trabajadores, sus proveedores y las entidades financieras que, en distintas etapas nos acompañaron”, indica el texto difundido inicialmente por la empresa a través de grupos de WhatsApp.

Con la novedad, los corredores granarios suspendieron las entregas y las ventas, y está previsto que, en breve, haya una “reunión urgente” en la Bolsa de Buenos Aires para analizar esa crisis. Algunos operadores arriesgaron que “sobrevuela el riesgo de un default” en la compañía y un posible efecto cascada en otras.

Aportantes de Cambiemos

Sin mucha información hasta el momento sobre el estado económico y financiero de coyuntura que alega, la firma pertenece a uno de los sectores beneficiados con las políticas económicas de Cambiemos durante los últimos cuatro años. Es una de las seis que en 2018 concentró el 54 por ciento de las exportaciones de granos y subproductos, y en el primer cuatrimestre de este año integra el quinteto que acaparó el 60 por ciento de esas ventas externas.

El año pasado, vendió al exterior 570.333 toneladas de granos, 4,9 millones de toneladas de harinas y 1,05 millón de toneladas de aceites. Tuvo un 9 por ciento de participación en el mercado global de la exportación.

El Grupo Vicentín fue uno de los principales aportantes a la campaña de Juntos por el Cambio: puso 3 millones de pesos para la reelección de Mauricio Macri en las generales, a través del frigorífico Friar SA. En las Paso se había jugado más: donó 4,5 millones de pesos con Friar, y cifras similares a través de Algodonera Avellaneda y Oleaginosa San Lorenzo.

En total, el holding agroindustrial santafesino apostó 16,5 millones de pesos a la continuidad del proyecto Cambiemos sobre el que ahora, en sus consecuencias que no explicita, pone como razón de su “estrés financiero”.

90 años, desde Avellaneda

La corporación nació en 1929 como un pequeño comercio de acopio y ramos generales en Avellaneda, al norte de la provincia de Santa Fe. Siguió con una primera planta desmotadora de algodón y fábrica de aceite resultante de la molienda de semillas de algodón, lino y maní. Ahora es un emporio. Pasó del séptimo al quinto lugar entre las principales exportadoras de granos y subproductos. El propio presidente Mauricio Macri visitó este miércoles, en un rápido recorrido de despedida por Santa Fe, la localidad de Timbúes donde Vicentín inauguró, en 2010, su puerto y la planta de crushing con generación de energía propia. Tiene, además, como Renova –asociación con Molinos a mitad de 2007– la planta más grande de biodiesel de América del Sur, con capacidad de producción de 240.000 toneladas al año. Hace poco abrió una unidad de negocios en Paraguay.

Vicentín echó a andar el concepto de estrés financiero como causa de la postergación de pagos. Argumentó que hizo un desembolso de 900 millones de dólares en sus plantas de molienda, biodiesel y etanol, y en los puertos para mejorar su logística. “Tuvo un correlato positivo en el aumento significativo de las toneladas de molienda y exportación, pero fue afectada por un contexto de crisis recurrente, el aumento de las tasas de financiamiento, el cierre de mercados y el incremento permanente del costo argentino”, escribieron en el comunicado.

Acumula con el Nación

Según datos del Banco Central, la deuda doméstica es de $23.3B, y muy concentrada (79%) con Banco Nación.

Dos de sus sociedades vinculadas, el frigorífico Friar en el negocio de las carnes, y Arsa en el de los lácteos (compró los postres y yogures de la ex SanCor), aclararon que no se ven afectadas por la reestructuración de deuda anunciada por la aceitera.

 

Comentarios