El Ciudadano Global, Suplementos

Alianza

Estrechas y promisorias relaciones entre países y ciudadanos a través de la ciencia

La experiencia del Centro Franco­- Argentino es un ejemplo del entendimiento mutuo que ha caracterizado la relación entre Francia y Argentina y entre sus acciones contempla los principios de co-financiamiento y reciprocidad con el objetivo de promover el eje formación-investigación-innovación

Foto: Télam

Mg. Paula Demarchi*

Lic. Matías Koller Deuschle**

Lic. Jorge Ignacio Suarez***

Ma. Florencia Marina****

Históricamente, la relación entre Francia y Argentina se ha caracterizado por su alto nivel diplomático y el entendimiento mutuo. Así, dando cuenta de la relevancia del vínculo transoceánico desde hace décadas, se forjó una diversa agenda bilateral compuesta por aquellos asuntos económicos, políticos, culturales, científicos, educativos, ambientales, de defensa, entre otros.

La cooperación internacional ha sido uno de los instrumentos elegido por estos países para desarrollar y materializar esta serie de temas.

En este sentido, la fuerte colaboración entre las dos naciones ha sido canalizada tanto de manera centralizada, es decir a través de la relación entre Estados nacionales, como descentralizada.

Según este último modelo, son los gobiernos locales y regionales quienes se encargan de llevarla adelante. Bajo esta dinámica se promueve la constitución de alianzas con actores del territorio pertenecientes a la sociedad civil, sector privado y sector del conocimiento, así como la articulación con instituciones y agencias nacionales.

Esta realidad fue la que posibilitó la formación de un escenario propicio para la ejecución de una de las principales modalidades de la cooperación franco-argentina: la cooperación en ciencia y tecnología.

Confianza y reconocimiento

La existencia de ciertas particularidades en el vínculo como la confianza y el reconocimiento entre ambos países, la percepción de beneficio mutuo, la complementariedad de las capacidades y la simetría entre ellos, garantizaron el desarrollo fructífero de este tipo de colaboración.

La visita del Presidente Charles De Gaulle a la Argentina en 1964, dejó como uno de sus resultados la firma con su par, Arturo Illia, del Acuerdo de Cooperación Cultural, Científica y Técnica; piedra basal de la cooperación franco-argentina en materia científico-tecnológica.

Sobre la idea compartida del conocimiento como recurso de poder y como elemento clave para promover el progreso económico y social de los Estados, fue construida esta sólida y duradera sociedad.

Desde los orígenes de la relación, Francia ha sido un aliado estratégico de Argentina. Actualmente es el primer socio científico de nuestro país. El programa ECOS-SUD –que promueve proyectos conjuntos de investigación y favorece la creación de laboratorios internacionales y de redes– es la iniciativa más importante de cooperación bilateral, y cuenta con más de dos mil casos de movilidad de investigadores en el marco de 400 proyectos de investigación.

Entre los principales temas que marcan la agenda de cooperación binacional se encuentran la firma de acuerdos institucionales y empresariales; la formación y movilidad de investigadores, doctorandos y post doctorandos; la formulación de proyectos conjuntos, la creación de equipos binacionales y la realización de co-publicaciones.

Uno de los eslabones de esta alianza, la cooperación académica, tiene lugar en un contexto caracterizado por fuertes similitudes en la organización y filosofía entre estas naciones.

Es decir, en los dos casos la gestión universitaria es eminentemente pública, con acceso irrestricto y gratuito y con formadores de calidad. Asimismo se encuentra enmarcada institucionalmente en un convenio firmado en 2015 sobre reconocimiento mutuo de títulos de educación superior; herramienta central de la comparabilidad de los modelos de educación superior francés y argentino.

Formación-investigación-innovación

Contemplando los principios de co-financiamiento y reciprocidad y con el objetivo de promover el eje formación-investigación-innovación, la cooperación académica franco-argentina es implementada a través de distintos mecanismos de acción: ARFITEC (movilidad de estudiantes y docentes-investigadores en ingeniería), ARFAGRI (movilidad de estudiantes y docentes-investigadores en agronomía y medicina veterinaria),  INNOVART (movilidad de estudiantes y docentes-investigadores en arte e innovación), SAINT-EXUPERY (programa co-financiado de becas de estancia corta de doctorandos argentinos en Francia), Centros de excelencia (apuntan a fortalecer las sinergias entre una empresa francesa y el ecosistema local argentino y difundir el sistema de formación técnica y profesional francés), BEC.AR (programa argentino de movilidad de estudiantes en Francia), Centros Franco Argentinos, entre otros.

El acercamiento de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) con Francia data de varios años atrás y se sustenta en la firma de múltiples convenios marcos y acuerdos en diferentes disciplinas, que habilitaron la implementación de diversas iniciativas. Una de ellas fue la creación, en agosto de 2017, del Centro Franco Argentino de Altos Estudios (CFA-UNR).

El objetivo principal del CFA-UNR es el de consolidarse como un espacio de promoción de la cooperación académica entre Francia y Argentina, promoviendo el desarrollo de actividades de producción y de difusión del conocimiento a través de una perspectiva interdisciplinaria, que convoque e interpele a docentes, investigadores y estudiantes.

Esta institución no actúa de manera aislada. Por un lado, forma parte de una red nacional de Centros Franco-Argentinos.

El primero en gestarse fue el de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA) en el año 1999, el cual sentó las bases para la conformación de los Centros de las Universidades Nacionales de Cuyo (UNCUYO) y Córdoba (UNC) en 2009. Diez años después fue creado el de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP), inspirado en el convenio del CFA-UNR.

El Centro Franco-Argentino de la UNR trabaja en conjunto con distintas instituciones tales como la Embajada de Francia en Argentina, el Instituto Francés de Argentina, el Campus de France, la Alianza Francesa de Rosario y las Universidades e Instituciones de educación superior de ambos países.

El funcionamiento del CFA-UNR se lleva a cabo a través de una estructura que se encuentra organizada de la siguiente manera: está gobernado por un Consejo Académico compuesto por siete miembros. Cinco de ellos son designados por el Rector de la UNR, quien ejerce a su vez la presidencia de dicho Consejo.

Los dos restantes, son seleccionados por la Embajada de Francia en Argentina.  Asimismo, el Centro cuenta con una Coordinadora Ejecutiva de soporte, responsable de las tareas que aseguran su funcionamiento, acompañada por un Equipo Técnico integrado por jóvenes profesionales.

Ampliamente multidisciplinar

A pesar de su corta vida, el Centro Franco-Argentino ha permanecido sumamente activo y ha demostrado ser ampliamente multidisciplinar. Desde su creación, el mismo recibió la visita de numerosos investigadores provenientes de universidades francesas de las más diversas áreas de conocimiento. Estos especialistas, que han sido seleccionados por el Consejo Académico y que cuentan con el acompañamiento de un profesor anfitrión de su misma disciplina perteneciente a la UNR, han llevado a cabo diferentes actividades, tales como seminarios de posgrados, coloquios, mesas redondas, lanzamientos de libros y entrevistas.

Si bien algunas de estas iniciativas estuvieron destinadas fundamentalmente a estudiantes, profesores e investigadores, todos los invitados han realizado al menos una conferencia o charla abierta al público en general. En este marco, el CFA-UNR apunta a lograr una amplia difusión social de las ciencias, ofreciendo propuestas que puedan ser aprovechadas y valoradas tanto por la comunidad universitaria como por la comunidad rosarina en su totalidad.

Por lo tanto, es posible señalar que el CFA-UNR se ha retroalimentado de los fuertes e intensos vínculos entre Francia y Argentina, particularmente en materia de cooperación académica, posibilitando la implementación de acciones al servicio del desarrollo social y económico del territorio, como es el caso de Rosario. Esta iniciativa permitió no sólo reforzar la relación bilateral a nivel nacional y entre diferentes instituciones educativas de ambos países, sino poner en práctica una agenda local con un amplio alcance a la sociedad civil en su conjunto.

*Licenciada en Relaciones Internacionales (FCPOLIT-UNR) y Magíster en Integración y Cooperación Internacional (CERIR-UNR). Profesora de Derecho Consular y Diplomático (FCPOLIT-UNR)

**Licenciado en Relaciones Internacionales (FCPOLIT-UNR)

***Licenciado en Relaciones Internacionales (FCPOLIT-UNR)

****Estudiante de la Licenciatura en Relaciones Internacionales (FCPOLIT-UNR)

Redes Sociales del CFA-UNR

Facebook: https://www.facebook.com/CFAUNR/

Instagram: @cfaunr

Email: [email protected]

 

Comentarios