Edición Impresa, El Hincha, Polideportivo

Palabra de una Leona

“Estoy confiada y ansiosa para defender el título del mundo”

El combate se llevará a cabo este viernes en la localidad santafesina de Vera, con la estadounidense Kimberly Connor como retadora al título.


Al cuadrilátero. La rosarina Victoria “Leona” Bustos vuelve a salir a escena para realizar una nueva defensa de su corona mundial del peso ligero de la Federación Internacional de Boxeo (FIB). El combate se llevará a cabo este viernes en la localidad santafesina de Vera, con la estadounidense Kimberly Connor como retadora al título.

Bustos, que acumula un registro de 16 victorias, 4 empates y ninguna derrota, deberá superar una duro obstáculo para retener el título mundial ligero de la FIB, aunque se muestra “confiada y ansiosa para la velada, que será a diez rounds”, según le confesó al diario digital Conclusión desde el gimnasio de Empleados de Comercio de Rosario, el lugar elegido para ponerse a punto para el gran combate.

“Estuvimos trabajando duro y estamos confiados en que todo saldrá bien. Tengo un equipo espectacular, conformado por El Ruso, mi preparador físico, y mi técnico Marcelo Botta, que me puso a punto desde la parte pugilística”, agregó con entusiasmo la Leona.

En otro plano, la pugilista aclaró que se siente “bien, fuerte y rápida para enfrentar a una rival que es alta y lenta, aunque muy prolija en sus movimientos. Ya tenemos la estrategia totalmente diseñada, aunque el combate puede ir variando round tras round según lo que suceda”, dijo tras admitir que “la movilidad será fundamental”.

La boxeadora rosarina volverá a batallar en Vera, donde la gente la apoya incondicionalmente: “La verdad es que eso no tiene precio. Estoy muy feliz de toda la gente que me acompaña y me ayuda, porque gracias a ellos uno está donde está. Rosario para mí lo es todo, aunque el aprecio y apoyo de la gente es insuperable”, sostuvo.

Bustos no para de entrenar, las horas se agotan y se acerca un nuevo desafío, una nueva retadora, que intentará arrebatarle la corona, pero la Leona promete garras afiladas para defenderla.

Comentarios