Policiales

Villa Gobernador Gálvez

“Estos policías parecen delincuentes”

El Comando Radioeléctrico persiguió un auto que huyó de un control y allanó la vivienda a la que entró al trote el conductor, donde detuvo a seis presuntos integrantes de una banda delictiva. Pero los jóvenes denunciaron a los uniformados de darles vuelta la casa sin orden y robarles 50 mil pesos.


Seis jóvenes de Villa Gobernador Gálvez pasaron más de 12 horas detenidos luego de un operativo del Comando Radioeléctrico, del que hay dos versiones diametralmente opuestas. La Policía dijo que siguió a los ocupantes de un auto bajo sospecha de que integraban una banda delictiva que escruchaba viviendas y argumentó que allanó el espacio donde entraron porque funcionaba como “aguantadero”. Pero el lugar era el domicilio de una familia, que tiene una verdulería, y que denunció a los uniformados de entrar sin orden judicial y robarles 50 mil pesos.

“Eso de la banda es todo mentira. Somos una familia trabajadora desde siempre. Tenemos una verdulería, mi papá trabaja en la cooperativa de luz y mi mamá es enfermera. Laburamos toda la vida. Con mucho sacrificio compramos dos autos, con la que estamos por habilitar una remisería. Ya compramos los equipos y mientras tanto tomamos algunos viajes por WhatsApp. Es plata limpia”, contó Guillermo a El Ciudadano, hermano mayor de dos jóvenes detenidos el lunes a la noche.

“Tenemos todos los papeles en trámite para habilitar la agencia de remises. La antena que pusimos la compramos, está a nombre nuestro. Y tenemos un convenio con Alto Nivel, una agencia que nos manda clientes. Mi hermano más chico subió un pasajero el lunes a la noche, y cuando la Policía le hizo señas se asustó porque no tenía la habilitación y se acercó a casa para hablar con mi otro hermano porque pensó que le iban a hacer una multa”, contó Guillermo, quien jamás imaginó lo que pasó después.

“La Policía entró a la casa sin orden al grito de «¿dónde está la droga?», dieron vuelta todas las habitaciones, se robaron 40 mil pesos de la venta de una chata con la que íbamos a comprar un auto. También vaciaron la caja registradora de la verdulería. Hasta el cuchillo del asado se llevaron”, lamentó Guillermo. El joven dijo que sus dos hermanos menores fueron detenidos, un amigo y las novias de dos de ellos también, además del pasajero. Y aclaró que a los seis les sacaron las billeteras y los celulares, luego de “plantarles un arma” y varios teléfonos más.

“Es una locura, pusieron armas que no existían, hay una foto que mandó la policía con celulares que no son nuestros, mi hermano tenía 2.500 pesos encima y le dejaron 500, le metieron la mano en la billetera también, es una corrupción terrible cómo les robaron, vaciaron las cajas registradores del almacén, estos policías parecen delincuentes”, agregó el joven quien resaltó que ninguno de los seis detenidos tenía antecedentes y estuvieron privados de la libertad hasta casi las tres de la tarde del martes.

Versión policial

Fuentes policiales informaron que el procedimiento ocurrió en inmediaciones de Soldado Aguirre al 2600  pasada la medianoche del lunes, cuando efectivos del Comando Radioeléctrico realizaban un patrullaje de rutina y vieron un Peugeot 206 bordó, cuyas características coincidían con el utilizado en un escruche en la zona. Pero que al hacerle señales de luces para identificarlo, el auto no se detuvo, por lo que se inició una persecución vehicular que terminó cuando el conductor bajó al trote, “con una posible arma de fuego en la mano derecha”, y se metió en un domicilio. Los uniformados dijeron que al intentar ingresar, dos chicas y un muchacho los insultaron por lo que requisaron a todos los presentes y la vivienda “sin ocupantes”.

En el lugar, la policía dijo que detuvo a cuatro muchachos y dos chicas, de entre 18 y 21 años, “sospechados de integrar una banda delictiva que se dedicaba a cometer hechos de robos en viviendas de la zona donde se produjo el arresto”. Además informaron el secuestro de dos revólveres, uno calibre 22 corto con dos vainas servidas en su interior, un arma blanca tipo lanza con 11 centímetros de hoja, la suma de 11.505 pesos dentro de una caja de cartón, tres handys de mano junto a sus bases de comunicaciones, tres celulares y el Peugeot 206. La Policía aclaró que el conductor del auto no tenía licencia y que la vivienda a la que entró tenía “características de aguantadero”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios