Coronavirus, Economía

Asistencia al Trabajo y la Producción

Estiman que la industria santafesina recibirá 2.500 millones de pesos por el programa ATP

Es la ayuda que necesitarán las empresas para completar el pago de salario de sus trabajadores. El cálculo surge en base a los sueldos de aquellas que se encuentran en inactividad, pero habrá que sumarle a las que, aún estando exceptuadas, certifiquen problemas económicos    


El secretario de Industria de Santa Fe, Claudio Mosuzz, estimó que la asistencia al trabajo y la producción impulsada por el gobierno nacional, significará un aporte económico cercano a los 2.500 millones de pesos para la provincia. El cálculo incluye los montos destinados al salario complementario para el sector privado y a las cargas patronales que dejarán de pagar temporalmente las empresas. Por su concentración productiva, el Gran Rosario será uno de los destinos que recibirá mayor cantidad de recursos.

Mosuzz indicó a El Ciudadano que si bien puede variar el monto que envíe Nación con esta finalidad, lo que reciba la provincia “puede significar una masa de dinero cercana a los 2.500 millones de pesos”. Explicó que el monto todavía es estimativo ya que por el momento el cálculo se da a partir de quienes están en inactividad, pero pueden presentarse otros casos.

“La medida no hace diferencia entre exceptuados o no exceptuados sino en lo que acrediten inconvenientes ante Afip”, agregó. A la hora de hacer números, consideran que hay que mirar más allá de los casos no exceptuados, y a estos agregar a las industrias que aún estando exceptuadas presenten dificultades económicas para afrontar las obligaciones salariales con sus empleados.

“Es un calculo propio en base a salarios, teniendo en cuenta la cantidad de industrias que pueden llegar a acceder a ello”, explicó el funcionario. En tanto aclaró que en ese monto también “está lo que dejan de pagar las empresas por la reducción del aporte patronal”.

En busca del salvataje

El reparto geográfico de los fondos provenientes de esta asistencia será acorde a los niveles de concentración productiva. En ese sentido, Mosuzz mencionó como principales destinatarios al sector del Gran Rosario, los departamento La Capital y Castellanos, además de la zona de San Lorenzo.

El posible repunte en la actividad se postergó más de lo previsto a partir de la pandemia y el reinicio de la producción quedó condicionado a las excepciones que va anunciando el Ejecutivo. Mientras tanto, las empresas santafesinas afectadas por este fenómeno buscarán acceder a los nuevos beneficios anunciados por el Ministerio de Producción de la Nación.

La ampliación del paquete de salvataje para estos sectores cuenta con una importante ayuda del Estado para pagar sueldos en el ámbito privado. Se trata del aporte del 50% del salario neto, siempre y cuando el monto no supere el valor de dos salarios mínimos. Y el paquete también incluye una postergación y reducción de las contribuciones patronales al Sistema Integrado de Previsional Argentino (Sipa)

Desde la cartera industrial de la provincia, reciben incesantes consultas desde hace varias semanas por parte de distintas empresas. La mayoría de ellas pide someterse a revisión para ser exceptuadas por pertenecer a alguna cadena o rubro en particular que le permita retomar el funcionamiento.

“La realidad es que estamos desbordados por las solicitudes de excepciones. La maquinaria agrícola arrastra a toda la cadena de valor en la provincia y hay muchas empresas exceptuadas para esta cadena, así como también la industria del mueble”, aseguró el secretario de Industria.

Por otra parte agregó que a quienes se les aprueba el permiso para volver al ruedo, se les pide “que se haga con todos los cuidados de salud y con las declaraciones juradas de sus trabajadores para fundamentar todo”.

Pago de sueldos

Si bien existen algunos rubros exceptuados, el grueso de actividades se encuentran paralizadas para evitar la aglomeración de gente y contener la propagación del coronavirus. En ese contexto, desde la Federación de Industriales Santa Fe (Fisfe) reconocieron a este diario que hay un 87% de empresas con dificultades para pagar sueldos.

En este contexto, desde la entidad industrial reconocen la voluntad del gobierno nacional por asistir al sector productivo, pero esperan que haya celeridad en la ejecución de medidas. Aunque mantienen optimismo por acceder a este nuevo beneficio, reconocen que la recuperación va a ser “muy paulatina” y la caída productiva a fin de año será de dos dígitos.

Afirman que los más comprometidos son el calzado y la producción de plásticos, rubros que más allá de su inactividad, acarreaban números negativos previo a la cuarentena. Algo similar aunque en menor medida sucede con los metalúrgicos, salvo casos que produzcan para sectores exceptuados, la mayoría se encuentra sin abrir sus puertas.

Un 60% de la industria santafesina está en condiciones de acceder al salario complementario

Comentarios