Ciudad, País, Política

Fondos de coparticipación

“Hacen bullying con Santa Fe”, denunció Contigiani sobre deuda de Nación

El ministro de la Producción y candidato a diputado nacional por el Frente Progresista reclamó el pago de la deuda histórica y denunció que "Santa Fe se encuentra discriminada de toda obra pública".


“Están haciendo bullying con Santa Fe”, enfatizó el ministro de la Producción Luis Contigiani en reclamo de los fondos de coparticipación que el gobierno nacional dejó fuera del presupuesto 2018. Asimismo, el candidato a diputado nacional del Frente Progresista propuso a los dirigentes Agustín Rossi y Albor Cantard acompañar el reclamo del gobernador Miguel Lifschitz por el pago de la deuda que Nación mantiene con el gobierno de Santa Fe. Según el último análisis que hizo el ministerio de Economía, la acreencia asciende a 50 mil millones de pesos.

Contigiani evaluó que Santa Fe “se encuentra al margen y discriminada de toda obra pública”. En ese sentido, pidió que los candidatos de las otras fuerzas políticas principales, Cambiemos y Unidad Ciudadana, se manifiesten sobre si votarían o no ese proyecto de ley de leyes. “Acá hay un principio básico de unidad y defensa de Santa Fe frente a un presupuesto que la destrata y que la ignora como provincia. Es más, están haciendo bullying con Santa Fe”, insistió.

“Hay temas en los que tenemos que postergar nuestras diferencias, porque son centrales para la vida de los santafesinos. Invito humildemente a mis adversarios a dejar de lado nuestros contrastes en este tema, y comprometernos a pelear por estos fondos de forma conjunta si nos tocara compartir esta responsabilidad en el Congreso de la Nación”, remarcó Contigiani.

En noviembre de 2015, la Corte Suprema de Justicia de la Nación le dio la razón a la provincia de Santa Fe en el reclamo por la detracción indebida del 15 por ciento de coparticipación. El fallo estipulaba que cese el descuento, lo que ocurrió inmediatamente, y que ambos gobiernos se pongan de acuerdo en la forma de pago. Santa Fe hizo planteos formales y presentó un plan para cobrar pero Nación no respondió.

De hecho, en el proyecto de Presupuesto 2018 que presentó el gobierno nacional en el Congreso no figuran partidas para comenzar a saldar la deuda histórica con los santafesinos. “Espero que Rossi y Cantard también acompañen el compromiso de defender las obras que son importantes para la provincia y que hasta ahora no figuran en el presupuesto”, indicó Contigiani.

“La deuda con Santa Fe fue reconocida por la Corte Suprema y ahora es la Nación la que debe ajustarse a derecho y cumplir con el fallo. Eso nos preocupa, pero también que en el proyecto de Presupuesto 2018 no figuren el aval de la operación de endeudamiento por el Acueducto Desvío Arijón que provee agua a Rafaela, y tampoco fondos para desarrollar obras que son muy importantes: como el nuevo puente Santa Fe-Santo Tomé, o que la autovía de la ruta 11 sólo contenga 30 millones de pesos para hacer alguna intervención llamada “ruta segura”, o que el puente Santa Fe-Paraná aparezca incluido pero con cifras prácticamente insignificantes para este año”, precisó el candidato a diputado nacional por el Frente Progresista.

En la misma sintonía que Contigiani, el senador provincial Felipe Michlig denunció “la demora excesiva” en enviar asistencia económica a los tamberos inundados. “El ministro de Agricultura de la Nación, Ricardo Buryaile, se comprometió con las autoridades provinciales. Muchas promesas pero el poncho no aparece y tenemos 600 productores que están esperando desesperados ese aporte para volver a producir y salir adelante”, aseguró el legislador por el departamento San Cristóbal.

“Sólo en el departamento San Cristóbal -apuntó- tenemos más de 800 tambos que generan mucho trabajo y dinámica económica y estamos preocupados por esta tardanza excesiva por enviar estos fondos”, reclamó el senador, que a su vez recordó que ya pasaron ocho meses desde el convenio que prometió asistencia económica por 400 millones de pesos para los productores agropecuarios afectados por las inundaciones y la Nación no cumplió con su parte.

La provincia giró 150 millones y el gobierno nacional debía aportar 250 millones. Pero hasta septiembre “no llegó nada” a los destinatarios. Por ende, Santa Fe aportó 100 millones extras para cubrir en parte esa faltante.