El Hincha

La palabra de Renzo Funes

“Estamos tranquilos, no confiados”

El volante del Matador habló del encuentro ante el Tambero en el inicio del reducido.


Llegó el momento de la verdad. Se acabaron las palabras. Central Córdoba no pudo alcanzar el ascenso directo pese a hacer una temporada brillante, pero todavía tiene otra posibilidad de subir a la B Metro. Cañuelas es el rival de turno, el primer escollo que deberá saltar en busca del objetivo. El cotejo es este martes a las 15.30 en el Gabino y con ventaja deportiva para los dirigidos por Ariel Cuffaro Russo, que con empatar avanzarán de ronda por mejor ubicación durante la fase regular del torneo.

En la previa a este duelo trascendental, Renzo Funes, uno de los referentes del Charrúa, habló con El Hincha y analizó este cotejo ante el Tambero, el nivel del equipo y su momento personal tras la lesión en el pie.

—¿Cómo llegan a este duelo tan importante?

—La verdad es que no estamos ansiosos. Sabemos que ahora es un solo partido y se plantea tal cual como lo venimos haciendo hasta aquí: como una final. No tenemos margen de error, son noventa minutos en esta serie. Estamos tranquilos, pero no significa que nos hayamos relajados, porque sabemos que debemos apuntar a este duelo con todo.

—¿Qué planteo imaginan que hará el Tambero sabiendo que tienen que ganar para pasar?

—Ellos son un equipo que siempre intentan salir jugando, hacen ancho el campo de juego y nosotros tenemos que aprovechar la velocidad que tienen nuestros dos delanteros y los volantes por afuera. En ese sentido, el equipo sabe lo que realmente va a proponer y hacer, pero ellos van a venir a buscar el partido y nosotros debemos aprovechar los espacios de contra que nos dejarán.

—La idea es ir paso a paso, pero la realidad es que están a cinco partidos del ascenso. ¿Cómo manejan esa ansiedad?

—Nosotros ahora solamente nos planteamos el partido con Cañuelas, después si pasamos son ciento ochenta minutos donde se va a plantear distinto porque definimos de local. Por eso sólo pensamos en lo que pasará esta tarde y que el equipo siga funcionando de la manera que lo viene haciendo. En nuestra cancha debemos resguardar el cero en el arco y salir de contra que es lo que más cómodo nos queda.

—Que ellos lo salgan a buscar es lo ideal para esta idea de juego que mencionas.

—Sí, obviamente que sabemos que el Gabino si no es el campo de juego más grande de la divisional está ahí y eso a nosotros nos favorece, que nos salgan a jugar, que nos busquen y aprovechar los espacios. Tenemos jugadores muy rápidos, debemos mantener el cero, estar bien agrupados desde la mitad de cancha hacia atrás para tratar de en dos o tres toques podamos romper líneas y llegar al área rival.

—Por el sistema de juego y lo que proponen, ¿es el rival que más le convenía de los que podían tocarles?

—Puede ser, pero ahora directamente sabemos que son partidos aparte donde se equipara todo, ya no importan los puntos conseguidos o las posiciones en la tabla. Son partidos definitorios, consagratorios y los que menos errores cometa se quedará con el mismo.

—¿Le prestaron atención a los otros cruces del reducido?

—La verdad que no, porque nosotros estamos pensando solamente en este partido con Cañuelas, en tratar de que no se nos escape, tenemos una posibilidad única. Siempre hablamos de que no es fácil pelear un torneo en esta divisional tan irregular y difícil. Nosotros tenemos la posibilidad ahora, este es el momento y no más adelante, estamos enfocados en este duelo y luego veremos. Sea quien sea el próximo rival, lo que queremos es lograr el ascenso. No sólo lo anhelamos los jugadores, el cuerpo técnico y el barrio están pendientes de lo que pasa con nosotros.

“Fuera de casa somos supervisitantes”

Renzo Funes estuvo dos partidos afuera por una brutal entrada en el partido con Laferrere del miércoles 2 de mayo en La Matanza.

Ya recuperado, el volante habló de ese momento, la actitud del árbitro y la experiencia que vivió en el reducido del 2015 comparado con el que arranca hoy ante Cañuelas.

—En lo personal, ¿cómo estas de la lesión en el tobillo que te dejó afuera algunos partidos?

—Me siento bien, estuve haciendo trabajos aeróbicos y con bicicletas en el gimnasio con el “Colo” (Ariel) Rosental, entrenador funcional. Tengo un fuerte traumatismo en la zona y eso llevó a que se atrasara la vuelta porque se me tenía que regenerar la piel, porque si bien había cicatrizado por dentro, pero no así hacia afuera, entonces me siento bien. No tengo la misma movilidad en el tobillo que previo al golpe, me siento con muchas ganas de jugar y eso se lo debo a Alexis Molinari (médico del plantel) que estuvo pendiente de mí y al “Colo”.

—La gravedad de la lesión también dejó en claro la violencia con la que juegan los equipos contra ustedes cuando salen de Rosario.

—Seguro, no fue casualidad lo del golpe ni tampoco la actitud del árbitro (Gastón Iglesias) sobretodo estando tan cerca de la jugada. Fueron ocho puntos de sutura, por lo que sinceramente la manera en que se manejó, como me habló dentro de la cancha, sinceramente ha dejado mucho que desear, aunque en lo personal estoy acostumbrado que sea así. Fuera de casa somos “súper visitantes”, siempre digo que eso lo siente el jugador que estando en la cancha el trato o la forma que se manejan para con nosotros, pero debemos hacer eso a un lado.

—La experiencia del 2015, donde perdieron los dos partidos de local, les puede servir para este reducido.

—Sí, pero hay que destacar que este es otro plantel y sin desprestigiar a nadie, creo que ahora hay mucha más jerarquía y ya tiene más funcionalidad. Por ahí en los últimos partidos de aquél 2015 llegamos con jugadores al límite en lo físico, lesionados, entonces el equipo se desinfló un poco. Este está muy fuerte, muy compacto, pero debemos esperar a ver qué sucede hoy, porque el que menos errores cometa se va a quedar con el pase a la siguiente ronda.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios