Ciudad, Edición Impresa

tragedia de calle salta

“Estamos llegando a la última etapa de esta lucha judicial”


A las 9.38 de ayer la sirena de los bomberos retumbó en Salta 2141. Lo hizo al igual que hace cuatro años, cuando una fuga de gas desató la peor tragedia de Rosario. La explosión se cobró 22 vidas y dejó 60 heridos. A diferencia de otros años, ayer los familiares se sintieron más esperanzados. La llegada de expertos de Córdoba para hacer un nuevo peritaje y el pedido del gobernador Miguel Lifschitz para expropiar el terreno y trasladar la escuela de música dan indicios de avance. El juicio oral y público, previsto para fines de este año, aun no tiene fecha. Los familiares confían en que pueda iniciarse en noviembre.

“Uno mira para atrás y cuatro años es una cantidad enorme de tiempo. Viendo para adelante parece que estamos llegando a la última etapa de esta lucha judicial”, dijo a El Ciudadano Marcela Nissoria, esposa de Hugo Montefusco, uno de los muertos por el siniestro.

Esperanzador

Como cada 6 de agosto sobrevivientes, familiares, amigos y vecinos de las víctimas se reunieron para recordar la fatídica explosión de 2013. Sobre un escenario montado especialmente en el lugar de la tragedia, los familiares retomaron el pedido de justicia. También hubo música en la voz de Cecilia Petrocelli, Ruben Goldin, Sandra Corizzo y Espíritu Folclórico, y una misa a cargo de monseñor Eduardo Martín. “Lo vivimos como algo muy lindo. Nos alegraron bastante las novedades que tuvimos como el informe de auditoría, la llegada de los peritos y la expropiación del terreno. Se acercó mucha gente solidaria. Estaban los de siempre y muchos vecinos nuevos que vinieron por primera vez”, dijo Claudia Vaio, mamá de Santiago Laguía.

Para Marcela Nissoria el acto de este año fue esperanzador. “Lo vivimos con mucha paz. Cada año uno va cambiando. Algunas cosas avanzaron y sentimos que estamos más cerca de encontrar Justicia”, agregó.

Nuevo peritaje

El jueves llegarán desde Córdoba un licenciado en Criminalística y otros colaboradores para hacer un nuevo peritaje. Los especialistas repetirán el estudio que hizo una empresa de Mar del Plata, el cual fue impugnado por la fiscal Graciela Argüelles por considerarlo parcial. Hace unos meses pidieron insumos, filmaciones, fotos y planos del edificio para evaluar si podrían hacer el peritaje. Finalmente aceptaron el trabajo y esta semana definirán cuándo comenzarán. “Es un paso importante y alentador. Hasta que no esté el peritaje no se puede dar fecha de juicio. Parecería que estamos llegando a la meta”, dijo Nissoria.

Como prueba se sumará un informe sobre el Enargas que hizo la Auditoría General de la Nación hace un mes y medio. Según los familiares, aportará datos importantes sobre el funcionamiento de Litoral Gas y Enargas. “Creemos que va a dar material para nuevas imputaciones y procedimientos. Siempre presumimos que había responsabilidades más arriba”, contó la esposa de Hugo Montefusco.

“El duelo tiene que ver con la Justicia. Es un cierre importante. El dolor tiene un daño colateral grande. No sólo son 22 víctimas. Hay muchos muertos en vida a los que Salta va a matar. La Justicia no podrá reparar el dolor, pero sí sanar algunas heridas”, concluyó Nissoria.

Fiscal pedirá penas efectivas

Los otros procesados por el delito de estrago culposo agravado son los inspectores de la empresa Litoral Gas Gerardo Bolaños, Guillermo Oller y Luis Curaba; el jefe de esa sección, Claudio Tonucci, y la gerenta técnica Viviana Leegstra.

Lifschitz y la expropiación

El gobernador Miguel Lifschitz enviará a la Legislatura un proyecto para expropiar el terreno que ocupara el edificio de Salta 2141. La intención de la Casa Gris es convertir el lugar donde se levantaban las tres torres demolidas en un espacio dedicado a la música y al arte, así como también un ámbito de memoria y recuerdo de las víctimas. El mandatario tomó esta resolución tras una serie de encuentros con familiares de las personas fallecidas.

Una vez aprobado el proyecto en ambas cámaras legislativas, se realizará un concurso de carácter nacional, para construir, por un lado, el establecimiento educativo vinculado a las artes, y por otro, un espacio de encuentro para los familiares de las víctimas.

Una de las posibilidades que se analiza es que allí funcione el Instituto Superior del Profesorado de Música “Carlos Guastavino”, hoy instalado en Santa Fe al 1000, aunque la decisión final surgirá luego de una consulta abierta. Desde la gobernación resaltaron que este perfil de uso del predio busca garantizar que el terreno se convierta en un sitio público y no en un desarrollo privado. Se estima que la iniciativa de la Gobernación se debatirá la semana próxima con otras propuestas de diputados y senadores de distintos bloques, quienes presentaron varias mociones para que el Estado adquiera el terreno.

 

A cuatro años un acto recordará a las víctimas de Salta 2141

Si te gustó esta nota, compartila