Región

Golpes, dientes rotos y más...

Estalló la grieta en Maciel: políticos a las trompadas

El escándalo del lunes precipitó la presencia del funcionario provincial Carlos Torres para reunirse por separado con oficialistas y opositores que integran la comisión comunal


Estalló la grieta política en la localidad de Maciel. Una reunión extraordinaria celebrada este lunes por la comisión comunal terminó a las trompadas entre miembros oficialistas y opositores. El presidente comunal, Pedro Tobozo, salió del cónclave con la boca ensangrentada y perdió una pieza dentaria, mientras que la vicepresidenta Patricia Bessonart fue víctima de violencia de género: sufrió golpes en la cabeza y en los brazos.

La oposición propuso suscribir un documento para despedir a los asesores legales de la comuna, al contador y a la jueza de faltas. En el escrito -además- solicitaba paralizar los pagos por caja y pedía la intervención comunal mediante el gobierno provincial a través de una auditoría, a seis meses del comienzo de la gestión.

“Habíamos presenciado discusiones, pero nunca un nivel de agresión semejante”, confesó Carlos “Lito” Ramírez, secretario general del gremio de Adetram y representante del 90 por ciento del plantel de trabajadores de la comuna de Maciel.

Semejante escándalo político precipitó la presencia del secretario de Municipios y Comunas de la Provincia de Santa Fe, Carlos Torres, para reunirse por separado con los integrantes de la comisión comunal.

En primer lugar, Torres se entrevistó con la vicepresidenta Bessonart y con uno de los asesores legales de la comuna. Y posteriormente lo hizo con los tres miembros opositores: el tesorero Néstor Severo, la primera vocal Cristina Gómez y el representante por la minoría Daniel Lamboglia.

Por último, el funcionario provincial se acercó hasta el domicilio de Tobozo, con prescripción médica de guardar reposo luego de la agresión del lunes y fundamentalmente por el accidente cerebrovascular sufrido el mes pasado.

“Están acusando directamente al tesorero, quien mantiene diferencias con integrantes de la comisión comunal. Dicen que les pegó a los dos. La vicepresidenta está asustadísima por los golpes que recibió”, confió Ramírez en diálogo con Criterio Informativo.

Dicha crisis política alertó a los trabajadores de la comuna, quienes este martes desarrollaron funciones laborales con normalidad tras el escándalo del lunes. Es más, el propio tesorero Severo les garantizó el cobro de sueldos para los próximos días, en una reunión realizada a la salida de la comisaría local, en donde el funcionario se presentó para formular una denuncia policial.

“Como gremio queremos saber que va a pasar de acá al jueves 7”, advirtió Ramírez. “El presidente comunal nos dijo que la plata estaba depositada en el banco, pero que si no le pagan a los trabajadores no es culpa suya”, insinuó el gremialista, ensanchando la grieta entre Tobozo y Severo. El pago de haberes salariales lleva la firma de ambos funcionarios.

El conflicto institucional en Maciel se remonta a meses atrás. En febrero pasado, de hecho, Severo había presentado la renuncia al cargo, en una decisión que fue rechazada por la comisión comunal y reconsiderada por el propio tesorero.

El intercambio de denuncias penales entre oficialistas y opositores continúa a la orden del día.

“Por bronca política están quemando medicamentos en el basural. Han descubierto cajas de remedios en buenas condiciones que iban a destruir, con el propósito de desabastecer el Samco”, denunció Lito Ramírez.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios