Mundo

Mediante un escrito

Estados Unidos: senadores pidieron investigar a TikTok por presunto espionaje chino

Apuntaron contra la empresa propietaria y las autoridades chinas por un supuesto uso indebido de los datos privados


El Comité de Inteligencia del Senado estadounidense pidió este martes ante la Comisión Federal de Comercio que se investigue a TikTok por presunto espionaje a sus usuarios a través de la aplicación. Fijaron principalmente su atención sobre el Gobierno chino, ya que tiene un porcentaje de la compañía matriz, ByteDance Techology.

Los legisladores pusieron bajo la lupa a los ingenieros y funcionarios chinos, sobre quienes establecen sospechas por el uso que le pueden dar a los datos obtenidos por la app y la empresa china propietaria, ByteDance. El documento cuenta con la firma del presidente y vicepresidente del Comité, Mark Warner y Marco Rubio, respectivamente.

En el texto remarcaron que “escribimos en respuesta a informes públicos sobre individuos de la República Popular de China que han accedido a datos de usuarios de EE.UU., contradiciendo otras declaraciones públicas y, en concreto, un testimonio jurado en octubre de 2021″.

“Las actualizaciones recientes de la política de privacidad de TikTok, que indican que puede recopilar datos biométricos como huellas faciales y registros de voz, aumentan la preocupación por los datos de los usuarios de EE.UU. que puedan ser vulnerables al acceso extrajudicial por parte de las agencias de seguridad de China”, agregaron.

Una de las pruebas que presentaron los senadores es un artículo de Buzzfeed en el que se muestra que los trabajadores de TikTok y ByteDance tuvieron acceso a información sensible de usuarios de Estados Unidos.

Esto lo constataron luego que se filtrara un video de reuniones internas dentro de la empresa. Ante esto, descubrieron que la compañía envía parte de esa información a funcionarios de Pekín. Sin embargo, la teoría fue desmentida por TikTok ante el Congreso de Estados Unidos en octubre de 2021.

TikTok está en el centro de la polémica en Estados Unidos desde hace varios años. Estuvo bajo escrutinio desde 2019 luego que el ex presidente estadounidense Donald Trump pidiera que la empresa propietaria venda a una compañía de su país para continuar con el servicio. No obstante, no logró su objetivo.

Comentarios