Edición Impresa, Espectáculos

Visita internacional

Esta noche se arma una fiesta balcánica con Emir Kusturica

El afamado director y músico serbio-bosnio llega a la ciudad acompañado por The No Smoking Orchestra para adelantar temas de su nueva producción discográfica, un material que incluye, por primera vez, un tema en español.


Esta noche hay fiesta gitana en Rosario. A cuatro años de su última presentación en la ciudad, el músico serbio-bosnio Emir Kusturica regresa para adelantar los temas de su próximo disco de estudio junto a The No Smoking Orchestra (TNSO). El show comenzará a partir de las 21, en el Centro de Convenciones del City Center Rosario (Oroño y Circunvalación).

El nuevo material discográfico del músico y cineasta, que saldrá a la venta en las próximas semanas, incluye por primera vez un tema en español titulado “Cerveza”.

La Emir Kusturica & The No Smoking Band, tal el nombre completo de la formación que encabeza el músico y cineasta serbio, es una de las bandas más representativas de la música balcánica a nivel mundial. Su repertorio cosmopolita incluye todos los temas que formaron parte de exitosas películas del afamado director, como Underground; Gato Negro, Gato Blanco; Tiempo de Gitanos, y El Sueño de Arizona, entre otras.

Nacida en Sarajevo en 1980, la banda (sin Kusturica) se convirtió rápidamente en la expresión musical más significativa del llamado Nuevo Primitivismo, un movimiento de resistencia cultural creado en los años de transición de la Yugoslavia post Tito.

p28f2-sc

Después de dos años de perfomances en vivo en pequeñas salas de Sarajevo, en 1984, la banda grabó su primer álbum titulado Das ist Walter. Una de las canciones del álbum, “Zenica blues”, fue rápidamente considerada un hit en los charts de Yugoslavia con más 100 mil copias vendidas. En el mismo año, la banda apareció en la serie televisiva Surrealist Top List, un falso noticiero que se convirtió en una salvaje sátira de los políticos yugoslavos. El programa fue muy polémico tras realizar comentarios irónicos sobre la muerte del Mariscal Tito. Tras las fuertes críticas generadas, la formación entró nuevamente a un estudio de grabación para dar vida a Dok cekas sabah sa sejtanom (“Esperando por un sábado con el demonio”), su segundo disco de estudio. El material fue censurado y algunos de sus miembros originales abandonaron la formación.

Fue tras esa crisis que ingresó a sus filas, en 1986, Emir Kusturica en el bajo. Con su presencia grabaron el tercer disco, titulado Pozdrav iz zemlje safari, (“Saludos desde la tierra del safari”), que vendió más de 90 mil copias.

Male price o velikoj ljubavi (“Una pequeña historia de un gran amor”), salió a la venta en 1989, cuando la banda apareció una vez más en Surrealist Top List, programa que se trasformó en el portavoz de la primera e inminente crisis en los Balcanes.

En 1998, la No Smoking compuso la música para el film de Kusturica Gato Negro, Gato Blanco, que ganó el León de Plata en el Festival Internacional de Cine de Venecia de ese año y, un año después, emprendió la gira Side Effects que convocó a más de 55 personas en sus shows en vivo.

Luego de su aparición en el Festival de Cine de Venecia y su participación como invitada en importantes shows de televisión, la No Smoking lanzó un nuevo disco: Unza Unza Time, producido por Universal.

El Pepe según Kusturica

Kusturica llega hoy a Rosario en su faceta musical luego de conocida la noticia de que, en su rol de director de cine, está preparando una nueva e histórica producción: un documental sobre el ex presidente uruguayo José “Pepe” Mujica. El film, que llevará el titulo El último héroe, será producido por la firma argentina Kramer & Sigman. El dos veces ganador de la Palma de Oro de Cannes, por Papá está en viaje de negocios (1985) y Underground (1995), prevé tener lista esta película el año próximo, con la intención de que sea estrenada en ese importante certamen francés. Cabe destacar que Kusturica fue elegido para dirigir el film por el propio Mujica, quien tuvo que ponerse a las órdenes del realizador e interpretar, actuar, algunas escenas. El documental comienza cuando Mujica, hoy de 81 años, deja el poder y, a partir de ahí, la historia vuelve hacia atrás en el tiempo con el objetivo de retratar el día a día de un jefe de Estado y de gobierno que vivió los cinco años de mandato en su humilde hogar de siempre, sin olvidar su etapa como guerrillero.

Comentarios