Gremiales

En pie de guerra

“Espero que se pueda ir en 2019”

“Esto no se aguanta más”, advirtió el cacique gremial, que junto a su hijo Pablo marchó al frente de la Federación de Camioneros. Y el bancario Palazzo, socio en la pelea sindical, pidió a la CGT adelantar a la semana que viene el paro de 36 horas


Se agudiza la pelea. La Federación de Camioneros, que conducen Hugo y Pablo Moyano, volvió a movilizarse este jueves por las calles porteñas y se apostó frente a la sede de la Secretaría de Trabajo, a metros del Congreso nacional, en reclamo de reabrir las paritarias que habían cerrado en julio pasado con un aumento salarial del 25%. Pero la movida de Camioneros se inscribió –además– en el marco de una fuerte tensión del sindicalismo con el gobierno nacional, con el rechazo frontal al proyecto Presupuesto 2019 y el amague de la CGT de convocar a un paro nacional por 36 horas contra el proyecto que avanzó un casillero en Diputados. Y ayer el bancario Sergio Palazzo –socio fundador junto a los Moyano del flamante Frente Sindical para el Modelo Nacional– salió a pedir a la central obrera adelantar la medida de fuerza a la semana que viene. Y Hugo Moyano no se quedó atrás: “Espero que se pueda ir en el 2019 porque esto no se aguanta más, es insostenible esta situación de hambre”, disparó en dirección al presidente Mauricio Macri.

La conducción del gremio reclama un aumento adicional del 17% para empardar a la inflación que se disparó con la corrida cambiaria y los nuevos aumentos de tarifas y combustibles; pero las cámaras empresarias del sector llegaron a ofrecer sólo un 7%. Sin acuerdo, el área a cargo de Jorge Triaca convocó a un nuevo encuentro para el miércoles  que viene: los representantes patronales pidieron el compás para consultar a las empresas, avisando que la cifra se les iba de las manos en tanto que los dirigentes sindicales avisaron que si no recibían “una propuesta salarial seria” irían al paro.

“Exigimos que el porcentaje se equipare a la inflación anunciada por el gobierno nacional que pronostica será del 42%, hoy muy lejana a la acordada en su momento, que fue del 25%”, marcó la Federación. amioneros pelea un aumento salarial que, de lograrse, alcanzará el 42% y se convertirá en la paritaria más alta de 2018, aunque según el gremio sólo alcance para compensar la fuerte disparada en los precios.

“No queremos molestar a nadie, pero ellos no nos dan otra salida. Estamos reclamando lo que corresponde a una familia; no es posible que se hagan los distraídos”, interpeló Hugo Moyano a los empresarios. “Tenemos que tomar lo que por derecho nos da la Constitución nacional, por más que vayamos en cana, vamos a ir por el aumento de sueldo que merecen los trabajadores”, completó en desafío al oficialismo, que la semana pasada quedó salpicado por la denuncia de “aprietes” y “carpetazos” por parte de un juez que había denegado el pedido de un fiscal de disponer prisión para Pablo Moyano.

Los Moyano vincularon la embestida judicial a su pelea sindical y plantaron dos fuertes movilizaciones para contrarrestarla: una a Ezeiza para ir a recibir a Moyano hijo, que volvía del congreso anual de la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte, en Singapur. Y la segunda –masiva– este sábado hacia Luján, donde hubo misa –y polémica por el supuesto apoyo del papa Francisco– con la consigna Paz, pan y Trabajo.

Políticamente fortalecidos, los Moyano volvieron a la calle ayer con renovada furia verbal hacia el gobierno: “Se hacen los fuertes con los trabajadores y después se arrodillan y arrastran como víboras ante el Fondo Monetario Internacional”.

“Reprimen a los trabajadores, nos amenazan, nos llenan de denuncias, y eso ello los llaman coraje”, despreció Moyano padre.

Impaco en Rosario

“Si el miércoles que viene no hay acuerdo se lanza un paro de 48 horas”, dijo este jueves titular del Sindicato de Recolectores de Rosario y referente local del moyanismo, Marcelo Andrada, quien acompaño a Hugo y Pablo Moyano en la audiencia en la Secretaría de Trabajo nacional.

“El pedido de todos los secretarios generales del país es que si la semana que viene no ofrecen lo que pretendemos lancemos un paro de 48 horas”, marcó Andrada. Si el paro de Camioneros se hace efectivo, el servicio de recolección y barrido en Rosario y en toda Santa Fe se plegará a la medida de fuerza.

Transportistas a la lona

Tras la marcha de camioneros y la advertencia de un paro, la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas aseguró este jueves que intentará “mejorar” el ofrecimiento salarial del 7%, pero se atajó en que la situación del sector es muy crítica: sostuvo que por la devaluación, la actividad del sector cayó un 30 por ciento.

El asesor laboral de Fadeeac, Lucio Zemborain, sostuvo que la cámara “privilegia el diálogo” y  que los empresarios esperan que no se concrete la medida de fuerza de Camioneros, “porque en estos momentos lo que menos hace falta es un conflicto de esa magnitud”.

“Vamos a reunir a las cámaras que integran la federación, analizar su situación, y ver si podemos mejorar la propuesta salarial”.

Sobre la actividad en el sector, sostuvo que “afectó seriamente” la corrida cambiaria “porque casi todos los insumos” están dolarizados. “Los precios de camiones, combustibles, lubricantes, después de una devaluación del ciento por ciento han tornado muy crítica la situación del sector”, describió.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios