Edición Impresa, Mundo, Últimas

España: se viene la huelga por tijeretazos de Zapatero

Líderes de las centrales sindicales se mostraron desilusionados luego de una reunión con el presidente.

Los secretarios generales de las dos centrales obreras españolas, Cándido Méndez, de la Unión General de Trabajadores (UGT) e Ignacio Toxo de la Confederación Sindical de Comisiones Obreras (CCOO), decidieron hacer un frente común de cara al ajuste de salarios y jubilaciones anunciado por el presidente español José Luis Rodríguez  Zapatero, y llamaron a un primer  paro en el sector público para el próximo 2 de junio. El anuncio lo hicieron ayer luego de reunirse con el propio mandatario. Y no dejaron de mostrarse desilusionados: “Ha elegido la peor de las vías”, dijo Toxo, quien sintetizó: “Las aclaraciones que nos ha trasladado el presidente del Gobierno nos han ratificado totalmente en nuestra oposición y rechazo”.

Al término de la reunión en La Moncloa –donde Zapatero explicó en detalle las medidas anunciadas anteayer–, los líderes sindicales expresaron su “pesimismo” sobre el nuevo escenario que se abre para los trabajadores “y para la marcha de la economía española en su conjunto”, según consignó un cable de Télam.

Tras permanecer dos horas reunidos con el mandatario, Méndez y Toxo aseguraron que Zapatero no los convenció de revertir la medida, pues “no rectificó ninguno de los anuncios” que, previsiblemente, aprobará el Consejo de Ministros la semana próxima.

Los puntos más sensibles son la rebaja de un 5 por ciento de promedio en los salarios de los empleados públicos, el congelamiento salarial para el año que viene, lo mismo que para las jubilaciones y el cese de ayuda por nacimientos, entre otras medidas de achique.

Por su parte, Toxo adelantó que su sindicato evaluará otras medidas a adoptar más allá de un posible “paro general”, y no descartó “absolutamente ningún escenario”.

En tanto, la huelga de la UGT fue resuelta por el Consejo Federal de la Federación de Servicios Públicos, tras reunirse en forma urgente ayer por la mañana,  por la “agresión sin precedentes”. Además, se resolvió que el 20 de mayo comenzarán movilizaciones en todo el país  y convocaron a una concentración de delegados sindicales en Madrid el día que comience la tramitación parlamentaria del decreto del gobierno socialista.

Comentarios