Mundo, Últimas

España, dividida por el juez Baltazar Garzón

Ese país europeo fue escenario de dos manifestaciones con ideales bien opuestos. Uno, en apoyo al juez Baltazar Garzón, quien fue procesado por investigar crímenes del franquismo, y otra que reivindica la ideología de la dictadura de Francisco Franco.

Las marchas en España se llevaron a cabo en 28 ciudades del país, pero el epicentro estuvo en Madrid, donde el temor a enfrentamientos entre ambas facciones había sido descartado por las autoridades y los organizadores.

Encabezada por personalidades del espectáculo, la cultura y la política, quienes apoyan al magistrado de la Audiencia Nacional caminaban por las calles de la capital española con pancartas en las que se leían frases como “verdad, justicia, reparación y solidaridad con las víctimas”, según la edición digital del diario local El Mundo.

“Más jueces como Garzón”, “¿Fascistas juzgar? Ni hablar” o “España al revés, corruptos y fascistas hacen juzgar al juez”, eran otros de los letreros que se podían ver entre la multitud. En Argentina la solidaridad para con el magistrado también se hizo presente.

Taty Almeida, de Madres de Plaza de Mayo línea fundadora, pedía “no bajar los brazos”. “Nosotros apoyamos al juez, si hay una marcha en apoyo a Garzón seguramente estaremos allí”, dijo a Télam el titular de la Asociación de Hijos y Nietos de Exiliados españoles, Daniel Barreiro.

En la marcha están presentes, entre otros, el cineasta español Pedro Almodóvar, los poetas Luis García Montero y Marcos Ana y la escritora Almudena Grandes. Garzón, mundialmente conocido por pedir el arresto del ex dictador chileno Augusto Pinochet e indagar sobre crímenes de la última dictadura militar argentina, fue acusado de investigar al franquismo ignorando la Ley de Amnistía de 1977 tras la muerte de del dictador Franciso Franco.

En otro punto de Madrid, y con la seguridad oficial de que no se encontrarían con los simpatizantes de Garzón, la Falange Española (FE) realizó un acto en recuerdo de sus “caídos”.

FE era parte querellante en el caso contra el magistrado, pero ayer el juez del Tribuna Supremo, Luciano Varela, los expulsó de la causa debido a errores en los escritos presentados.

Bajo el lema “Orgullosos de nuestra historia falangista”, el líder del movimiento Martín Ynestrillas declaró que Garzón “sólo será apartado de la Judicatura por el caso de cohecho”, en relación a una causa que lo investiga por recibir dinero de un banco. Ynestrillas también se permitió dudar de que el juez Varela pueda ser “ajeno a toda la presión de los medios de comunicación”, con respecto a su decisión.

En el acto de los ultraderechistas se desplegó una bandera gigante en recuerdo de José Antonio Primo de Rivera, en el día en que los miembros de Falange conmemoran el aniversario del nacimiento del dirigente, el 24 de abril de 1903. Esta no es la única causa que enfrenta el juez de la Audiencia Nacional.

Garzón también está acusado de recibir plata por cursos del Banco Santander en Nueva York, además de ser investigado por autorizar escuchas telefónicas entre presos y sus abogados en el caso de corrupción Gurtel, en el cuál están implicados una decena de miembros del conservador Partido Popular Español (PP).

Entre otros apoyos que recibió el magistrado español, se encuentra el de agrupaciones de derechos humanos como Human Rights Watch y Amnistía Internacional y el del ex presidente español, el socialista Felipe González

Comentarios