Edición Impresa, Política

Inteligencia

Escuchas: proponen que vuelvan a la AFI

En el gobierno existe “la idea” de que el control pase de la Corte a la ex Side.


El presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, confirmó ayer que existe “una idea en el gobierno” para que el control de las escuchas, que actualmente se encuentra en poder de la Corte Suprema de Justicia, regrese a la órbita de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

El diputado aclaró, de todas formas, que el tema “no está dentro de la agenda legislativa de los próximos dos o tres meses”. “Hay una idea del gobierno. Lo estamos discutiendo, por supuesto que es una herramienta importante usada como corresponde, pero siempre está la discusión sobre quién tiene la competencia sobre esta cosa tan sensible”, subrayó.

En declaraciones radiales, Monzó admitió que el manejo de las escuchas por parte de la AFI “puede ser un tema que se esté discutiendo en el gobierno y que se esté discutiendo en el propio organismo”.

“No hay ninguna decisión ni en el Congreso ni del Poder Ejecutivo de ir adelante en este momento”, indicó Monzó luego de que un matutino porteño publicara que la nueva cúpula del organismo de inteligencia, encabezada por Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, considera crucial volver a tener el control de las escuchas.

Según señaló el diputado nacional, a él lo dejaría “tranquilo” que la AFI vuelva a manejar las escuchas.

“Lo que se haga con estas cosas mucho tiene que ver con quien conduce el país y a mí me deja tranquilo el presidente de la Nación: él no va a usar esta herramienta para fines distintos de los que se tienen que usar”, sostuvo Monzó.

En marzo de 2015, el Frente para la Victoria sacó de la órbita de la oficina de inteligencia el control de las escuchas para dárseló a la Procuración General de la Nación, que maneja Alejandra Gils Carbó, aunque actualmente esa tarea está en manos de la Corte por decisión del presidente Mauricio Macri.

“La grieta”

Monzó culpó a “una generación política que se termina” por la vigencia de “la grieta” que supuestamente separa a kirchneristas de opositores de esa fuerza.

“Confío en las nuevas generaciones políticas: en los (Sergio) Massa, en los (Juan Manuel) Urtubey, en los (Florencio) Randazzo. Hay un estilo distinto de hacer política con más tolerancia”, consideró. Monzó sostuvo que “la grieta ha sido muy dura durante estos años y va a ser difícil salir” y responsabilizó por esto a “la generación política que se termina y no acepta esa situación”.

Comentarios