Ciudad

Antiderechos

Escrachan a una médica que realizó dos abortos no punibles

Fue en Santa Fe. Pusieron la foto de la ginecóloga y sus datos en las redes sociales porque se hizo cargo de las practicas que los médicos del Iturraspe se negaron a hacer días atrás. Este miércoles las organizaciones a favor del aborto legal, seguro y gratuito convocan a un abrazo al hospital


Por Silvina Tamous / Agustín Aranda

Una fuerte campaña lanzada por la organización Unidad Pro Vida comenzó el jueves cuando difundieron un comunicado en el que aseguraban que una joven de 28 años perdió “el útero, ovario y trompa” en el Hospital Iturraspe en la ciudad de Santa Fe porque le habían suministrado la droga misoprostol en el marco de un aborto. En el comunicado de la organización difundieron el nombre de la médica a cargo de la práctica, quien fue trasladada desde Granadero Baigorria para garantizarla ya que en el hospital público de la capital los profesionales se negaron por ser objetores de conciencia.
Como consecuencia, un grupo de usuarios de las redes sociales Facebook y Twitter ventilaron fotos y datos personales de la médica. En diálogo con El Ciudadano el coordinador de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud de Santa Fe, Oraldo Llano opinó sobre el escrache. “Llama la atención los datos que tienen de las personas internadas. Si fueran verdad sería una violación del secreto profesional y la atención de los pacientes debe ser privada y no ser discutida públicamente”, dijo.
Según explicó el funcionario, dar los detalles de los abortos y de quiénes los hicieron no fue pertinente y reiteró que este aborto (y otro más que también se realizó ese fin de semana en la capital) fue dentro de lo que dispone el artículo 86 del Código Penal. “Las dos mujeres pudieron decidir y no estuvieron exentas por el momento en el que accedieron a la atención a las complicaciones. Cuando se demora la atención el resultado puede ser complejo”, agregó Llanos y recordó que cuando las mujeres llegaron al Iturraspe los profesionales se negaron a practicarles el aborto y tuvieron que ser derivadas al Hospital Cullen. Llanos ratificó lo publicado por este medio el domingo: una de las mujeres fue dada de alta y la otra permanece internada y está en buen estado para completar el acompañamiento posaborto.
Este miércoles a las 11 las organizaciones de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito en Santa Fe convocaron a un abrazo al Iturraspe.

Consecuencias

Los profesionales del Iturraspe cargan sobre las espaldas haberse negado a hacerle un aborto a Ana María Acevedo en 2006. La mujer padecía por un tumor (cáncer en el maxilar) y pidió hacer el aborto para preservar su vida. Los médicos dijeron que no y Acevedo murió después de dar a luz a una beba, que vivió menos de 48 horas. En 2015 el Estado santafesino pidió disculpas públicas a la familia de Acevedo por no garantizar el derecho.

Enredados

Después del comunicado de Unidad Pro Vida y un cable compartido por la agencia informativa Noticias Argentinas, usuarios de Facebook y Twitter comenzaron una campaña de escarche contra la médica que asistió a las mujeres después del “no” en el Iturraspe. “Esta médica viajó desde Rosario a Santa Fe a matar a dos niños por nacer viables de casi 5 meses de gestación. Fue una carnicería ya que por ser de ese tamaño el método es muy doloroso para el niño. Mató a niños que nada hicieron en un estado en donde el aborto es un delito. Sabemos que esta médica hace un sinfin de abortos y se ha capacitado para ser quien dirija, si es que sale la Ley, a los médicos abortistas y uno de los que hizo el fin de semana pasado se le fue de las manos dejando a una mujer imposibilitada de ser madre. Cómo es posible que un médico mate en un país en donde el aborto es delito y ningún Juez la condene!”, escribió una usuaria de Facebook. “Parece ser que la provincia de Santa Fe está con ganas de que salga la ley y por eso brindan talleres sobre interrupción voluntaria del embarazo. Ohh casualidad, una de las profesionales a cargo es la protagonista de los abortos del fin de semana en el Hospital Iturraspe de la ciudad de Santa Fe. Ahora estoy entendiendo muchas cosas”, puso otra usuaria. Muchos de los posteos estuvieron acompañados por la foto de la médica, sus datos personales, y le continuaron una catarata de insultos. Como otras mujeres que se pronunciaron a favor de la interrupción voluntaria del embarazo, esta médica sufrió una fuerte persecución y agresión. Los escraches parecen acelerarse a medida que se acortan los tiempos de debate de la ley en la Legislatura.

Abrazo en marcha

Las organizaciones de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito en Santa Fe convocaron a un abrazo al Hospital Iturraspe este miércoles a las 11. “Reivindicaremos allí al efector público como un lugar que debe garantizar de manera efectiva y en todos sus servicios el derecho a la salud y a la autonomía de las mujeres y personas con capacidad de gestar. Celebramos y acompañamos el pronunciamiento de miles de profesionales de la salud que en todo el país han expresado “ContáConNosotrxs!”, dando testimonio de un ejercicio profesional basado en el cumplimiento de las leyes y en el respeto de los derechos fundamentales de las personas. En la puerta del Hospital Iturraspe apoyaremos a las y los profesionales de nuestra ciudad que se han manifestado públicamente en favor del derecho a decidir de las personas sobre su propia salud sexual y reproductiva”, contaron desde un comunicado este lunes.
Desde la campaña repudiaron “las acciones del jefe del Servicio de Ginecología del Hospital Iturraspe, quien con un grupo a su cargo irrumpen para negar la atención sanitaria y violentar el derecho a la intimidad de las usuarias y de sus propixs colegas, quienes trabajan en cumplimiento de lo estipulado por la Constitución Nacional, por el art. 86 del Código Penal, por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en su fallo F.A.L. y por el Protocolo Provincial para el abordaje de la interrupción legal del embarazo”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios