Policiales

San Martín y Garibaldi

Escapaban de la Policía y chocaron contra un taxi: hay dos heridos graves

Ocurrió el domingo a la noche cuando dos adolescentes que circulaban en moto impactaron contra un taxi, resultando gravemente heridos. Se sospecha que previamente habrían baleado una vivienda en zona sur


Foto: @JoseljuarezJOSE

Las imágenes circularon por redes y Whatsapp desde la noche del domingo. Dos adolescentes desparramados y ensangrentados en el pavimento junto a una moto de cross, una pistola y una camilla. Alrededor, las sirenas policiales. Esas fueron las crudas postales del fin de una carrera a toda velocidad que arrancó en Villa Moreno y terminó en otro sector de zona sur, en barrio Matheu. Los accidentados, que tienen 15 y 18 años, se encuentran internados en estado crítico en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca). La Policía y Fiscalía tienen la hipótesis de que fueron los protagonistas de un tiroteo contra una casa y al escapar terminaron chocando contra un taxi. Y que el ataque fue un “trabajo” digitado desde una celda donde está preso uno de los pesos pesados de Tablada, el barrio donde suelen juntarse los heridos, en el sector conocido como la U.

A toda velocidad

A las 22.30 el estruendo del choque entre una moto y un taxi en San Martín y Garibaldi alteró la noche del domingo. Ramiro S., de 18 años, y Leyton Z., de 15, quedaron tirados en la calle con graves traumatismos en todo el cuerpo. La moto en que iban, se supo después, tenía pedido de captura por haber sido robada en Arroyito, en Almafuerte al 700, hace dos semanas. En la cintura de Leyton la Policía halló una pistola 9 milímetros con seis proyectiles, indicó la Policía.

No tardó en llegar el dato de que minutos antes del siniestro vial que dejó a los adolescentes en estado crítico, dos pibes en moto pasaron por Balcarce y Presidente Quintana y efectuaron disparos al aire. Y que los sospechosos de tirar tenían pantalones cortos y se movían en un moto tipo enduro. Las coincidencias bastaron para que fuese anoticiada la Fiscalía de Flagrancia, que de acuerdo a la evolución del estado de salud de Ramiro S., lo imputará por la balacera en Villa Moreno. Leyton, el de 15 años, se encontraba en estado gravísimo. Por su edad no es punible.

Por la tarde, una fuente de la investigación confió que el arma secuestrada en la cintura de Leyton, una clásica pistola Hi Power M 95 Classic de Fabricaciones Militares, poseía numeración y con ese guarismo detectaron que el arma había sido robada en 2014 a un policía de la Unidad Regional XVII.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las circunstancias que rodean el choque llamaron la atención de los fiscales y detectives que investigan la violencia territorial en la zona sur. Los “datos de calle” que manejaban los investigadores, sumado al relato de fuentes barriales consultadas por El Ciudadano, ubicaron a Leyton y Ramiro como parte de una gavilla que suele juntarse en Colón y Centeno, en barrio Tablada, y que respondería a un tal Chuky, preso en el penal de Piñero. “Todo parecería apuntar a que estos pibes fueron a hacer un «trabajo» a Villa Moreno, en un probable puestos de droga y en la huida terminaron chocando”, confió un investigador.

Leyton fue diagnosticado con traumatismo de cráneo grave con pérdida de masa encefálica. Mientras que Ramiro sufrió fractura expuesta de miembro inferior derecho y traumatismo de tórax, pelvis y abdomen. Ambos quedaron hospitalizados en el Heca.

Comentarios