El Hincha

Escándalo entre el equipo del Chiqui Tapia y el de Caruso Lombardi en la B Nacional

El árbitro expulsó a Caruso Lombardi a los 49 del segundo tiempo y, mientras el DT se iba al vestuario, Barracas Central se lo ganó 1-0 a Belgrano, que terminó con nueve. Y se armó mal


Los arbitrajes polémicos y las dudas son todo un lamentable condimento en el reinicio de la B Nacional. Y cada vez más dirigentes y protagonistas alzan la voz para denunciar irregularidades. Era sólo cuestión de tiempo para que algo estallara.

Escandaloso, polémico y picante, con tole tole incluido, y con un Ricardo Caruso Lombardi descontrolado, enojado y a los gritos. Así podría resumirse el final del triunfo de Barracas Central sobre la hora frente a Belgrano, que terminó con dos expulsados y un reclamo general caliente contra el árbitro y su asistente por las rojas y un supuesto offside en el gol de Nicolás Trecco.

El partido iba por las riendas de lo correcto para un cero a cero hasta que a los 23 minutos del segundo tiempo el árbitro Nelson Sosa expulsó a Joaquín Novillo, del Pirata. Nada que discutir después del planchazo a su rival. Caruso no estuvo de acuerdo y arrancó con los gritos, luego la discusión, se prendieron sus jugadores, que le reclaman al línea, vuelan insultos y en el revoleo también le sacaron la roja a Franco Negri por un supuesto insulto a un asistente. De repente Belgrano tenía medio tiempo por delante pero con nueve jugadores. Y el partido se empezó a picar, y se desvirtuó todo.

Cuando el partido llegaba a su cierre y el reloj marcaba los 49′, el árbitro se cansó de los reproches del técnico de Belgrano y también lo expulsó. Caruso -resignado y a lo Caruso- comenzó su caminata hacia los vestuarios, pero cuando estaba yéndose del campo de juego, Trecco, en una de las primeras que tocó, la empujó para darle la victoria agónica al equipo del Chiqui Tapia.

A partir de ahí a Caruso lo tuvieron que frenar porque estaba descontrolado. Se armó el tumulto, con empujones, algunos insultos, gritos. Un escándalo que no pasó a mayores por poquito, aunque declaró: “Barrenderos se agarraron a trompadas con mis jugadores”.

“Somos víctimas de esta gente. Somos rehenes. Una risa. Dejó seguir el partido cuando yo todavía estaba en la cancha. Es un desastre. Te ponen todas las ternas arbitrales. Está desaforado el fútbol argentino. Si quieren que asciendan, que lo hagan. No tienen cara”, acusó Caruso, directo, sin filtro.

Barracas manda en el grupo con siete puntos junto a San Martín de San Juan (el Pirata tiene cuatro). Los dos que terminen primeros pasarán a la Etapa Eliminatoria por el segundo ascenso a Primera División.

Comentarios