Policiales, Últimas

Intervienen al Departamento Castellanos

Escándalo en alcaidía de Rafaela: jefe policial preso festejó el cumpleaños de su esposa

La audiencia tuvo lugar en los tribunales de Rafaela.

Personal de la Agencia de Control Policial (ACP, ex Asuntos Internos) llevó adelante una requisa en la Jefatura de Policía de la Unidad Regional V del Departamento Castellanos. Concretamente, en la Alcaldía de Rafaela. La medida está relacionada con un festejo que tenía lugar en una suerte de sector vip donde se encuentra detenido el ex jefe policial Gastón Eletti, quien está imputado de múltiples delitos cometidos cuando se desempeñaba como jefe de Inspección 5ª en las localidades de Frontera y Josefina. En la causa también está imputada otra jefa policial –protagonista de un escándalo similar semanas atrás– y un jefe de Motorizada, quienes fueron imputados con prisión preventiva en febrero. Por disposición del Ministerio. de Seguridad, la jefatura de Provincia, intervino la UR V Departamento Castellano con asiento en Rafaela.

En el edificio policial se celebró el cumpleaños 40 de la esposa de Eletti. Un agasajo con 10 invitados uniformados y civiles y un “importante consumo de bebidas alcohólicas”, según Diario Castellanos.

Algunas imágenes de la fiesta llegaron a las redes sociales y la fiscal Fabiana Bertero, del Ministerio Público de la Acusación (MPA) inició una investigación de oficio que delegó al personal de la ACP, cuyos agentes requisaron la alcaidía este domingo por la noche.

A raíz del escándalo por disposición del Ministerio de Seguridad de Santa Fe, la Jefatura de Santa Fe intervino a la Regional Departamento Castellanos.

El polémico festejo de Eletti trajo a recuerdo el episodio que protagonizó María Silvina Asís, (también detenida acusada de los mismos delitos que Eletti) quien –según el MPA– tenía una oficina del Comando Radioeléctrico (CRE) puesta a su disposición para que no tuviera “contacto” con otros detenidos.

En marzo, Asís había obtenido el beneficio del arresto domiciliario por ser madre de un hijo menor e incumplió la domiciliaria en junio cuando salió de su casa para ir a reprocharle a una compañera del CRE de Frontera que tenía una relación con su pareja.

Por este culebrón policial una jueza ordenó que sea Asís fuera detenida nuevamente y que la preventiva se transforme en detención efectiva.

En febrero el subcomisario Eletti, de 43 años, (a cargo de la 5ta. Zona de Inspección); la subinspectora Asís (32), por entonces jefa de la Comisaría 6ta. de Frontera; y el oficial Juan Manuel Villafañe, de la Brigada Motorizada fueron imputados por el delito de asociación ilícita y puestos en prisión preventiva por el plazo de ley.

Entre otros delitos, en febrero se les atribuyó privar de su libertad a distintas personas; incorporar información falsa en actas de procedimiento; solicitar y recibir dádivas; realizar custodias sin cumplir las reglamentaciones. La fiscal a cargo de la investigación es Gabriela Lema. La funcionaria también fue la encargada de representar al MPA en la audiencia de segunda instancia en la que se confirmó la prisión preventiva.

Modus operandi

“Las personas investigadas conformaban una asociación ilícita que tenía como objeto principal la comisión de hechos delictivos haciendo abuso del ejercicio de sus funciones públicas como miembros de la policía de la provincia”, recordó Lema en la audiencia de apelación.

“El accionar ilícito era cometido en forma habitual y continua en Frontera y en Josefina”, precisó la fiscal y agregó: “fue en el período temporal comprendido entre septiembre de 2020 y febrero de 2022”.

Al momento de precisar el accionar delictivo de los imputados, la fiscal del MPA remarcó: “privaban ilegalmente de la libertad a distintas personas». Además, indicó: “las víctimas fueron un periodista que estaba cubriendo una protesta frente a la comisaría de Frontera, el hijo de una mujer que había tenido una relación sentimental con uno de los investigados y otros dos hombres a los que también insultaron, agredieron físicamente y amenazaron de muerte”.

A Eletti se lo imputó como jefe de la asociación ilícita. Además, se le atribuyó privación ilegítima de la libertad mediando abuso funcional; apremios ilegales; vejaciones; exacciones ilegales; usurpación de funciones; defraudación a la administración pública; recepción de dádivas; exacciones ilegales; incumplimiento de los deberes de funcionario público; encubrimiento; omisión de hacer cesar las detenciones ilegales; lesiones graves en accidente de tránsito; falsedad ideológica de instrumento público y amenazas.

Por su parte, Asis es investigada también como jefa de la asociación ilícita. Asimismo, se le endilgaron los delitos de secuestro activo; privación ilegal de la libertad; usurpación de funciones; defraudación a la administración pública; encubrimiento; incumplimiento de los deberes de funcionario público; falsedad ideológica de instrumento público.

En todos los casos, las calificaciones penales se le atribuyeron de forma agravada por su condición de funcionaria pública y, en algunos casos, también por abuso funcional.

Comentarios