El Hincha, Rugby

Cuatro Naciones

“Es un desafío y un privilegio poder estar dentro del panel de referís que vamos a Montevideo”

El rosarino Damián Schneider dirigirá en el Sudamericano en Uruguay. Será uno de los cinco árbitros del certamen en tierras Charrúas. De estar dirigiendo en el Circuito Mundial de Seven y pensando en Tokio 2020, tuvo que frenar todo y ahora este torneo puede ser la única competencia del año.


Damián Schneider pasó de estar dirigiendo el Circuito Mundial de Seven y pensar en Tokio 2020 a entrenar solo en casa. Crédito: Gentileza Prensa World Rugby.
Damián Schneider, arbitró el amistoso entre Jaguares y Georgia, en Mar del Plata en el mes de enero. Gentileza: Prensa Jaguares.

 

La presencia rosarina en el 4 Naciones Sudamericano no será solamente con jugadores de Argentina XV, sino también con Damián Schneider, quien fue seleccionado dentro del panel de árbitros del certamen que se desarrollará en Montevideo del 17 al 25 de octubre y que tendrá como escenario el coqueto Estadio Charrúa de la capital uruguaya. Y junto al rosarino estará otro argentino: Nehuén Jauri Rivero. Mientras que el resto de los referís serán Francisco González (Uruguay), Cauá Ricardo (Brasil) y Frank Méndez (Chile).

En la presentación de los árbitros, Sudamérica Rugby confirmó de la mejor manera a Schneider: abogado –curso la mayor parte de la carrera siendo referí de alto rendimiento y viajando constantemente, un gran mérito haber finalizado en tiempos normales- y comenzó con el rugby en el club Old Resian pero a los 17 años, por una lesión cervical, tuvo que dejar de jugar y ahí se decidió por el referato, para poder continuar involucrado en el mundo de la ovalada. Ha estado en diferentes etapas del Circuito Mundial de Seven y competencias de la UAR.

“Feliz de volver a la cancha y más aun con una competencia internacional, el foco esta puesto en adaptarse lo más rápido posible y llevar a la acción todo lo trabajado en estos meses”, dijo el árbitro rosarino, quien enseguida agregó: “Físicamente ya estoy en el mismo estado que tenía antes de la pandemia, en febrero cuando participe del Circuito Mundial de Seven, en las etapas de Los Ángeles y Vancouver. Estoy muy contento, porque el esfuerzo realizado durante toda la cuarentena dio sus frutos”.

Teniendo en cuenta el año rugbístico por la pandemia, será un gran desafío para todos participar del 4 Naciones, no sólo para los jugadores, sino también para los árbitros. “Es un desafío y un privilegio poder estar dentro del panel de referís que vamos a Montevideo. Estoy muy contento, y el foco esta puesto en adaptarse, lo antes posible y poder cumplir con las metas que nos pone Sudamérica Rugby, y el juego en sí”, expresó Schneider.

Hubo cambios en el reglamento, en otros torneos ya se han aplicado pero en esta parte del globo terráqueo no. “Con Sudamérica Rugby veníamos trabajando para cuando el rugby reanudará desde abril, hemos tenido muchos capacitaciones de manera virtual tanto con Sudamérica Rugby como con World Rugby, eso es lo que vamos a aplicar en el torneo. Son los lineamientos, que se vieron en el Súper Rugby en Nueva Zelanda y Australia, y también en los torneos del hemisferio norte, hacer más foco en el breakdown, que la pelota esté disponible, lo más rápido posible, también hacer hincapié en que los tackleadores no comprometan la salida y limpieza de la pelota, y obviamente poder recompensar a ese pescador, para que evite golpes tardíos que insisto es lo que se vio en los torneos que se jugaron en el Sur y ahora empezaron en el Norte”, afirmó el ex jugador de Old Resian.

Además, Damián adelantó: “En Montevideo, vamos a tener una reunión técnica antes que arranque el torneo, tanto para ponernos los árbitros de acuerdo y luego para comunicárselos a los equipos”.

Un año atípico, de estar entrenando para poder ser parte de los árbitros en Tokio 2020, pasó a entrenar en su casa solo. Luego los Juegos Olímpicos se pospusieron para 2021, y por suerte se pudo concretar el 4 Naciones Sudamericano, que puede llegar a ser lo único que dirija en lo que resta del 2020. “Fue un año excelente para entrenar la resiliencia, y ahora llega el momento de poder mostrar todo lo que uno estuvo trabajando, personalmente me focalice en aspecto de mi entrenamiento, que no hubiera hecho en un año normal, por la cantidad de viajes que uno tiene y la demanda, de competencia. Mucho entrenamiento mental, empecé a darle mucha importancia, es algo muy importante en ambientes de mucha presión. Fue un año atípico, soy un privilegiado de poder estar y con muchas ganas, de irme este fin de semana a Montevideo”, dijo Schneider.

Comentarios