Ciudad, Edición Impresa

Más lugares

“Es mentira que no hay chicas que se anoten para manejar”

Lo dijo una chofer con experiencia y que cuestionó el límite de edad (36 años) para entrar a trabajar a La Mixta.


“Mujeres en la conducción de colectivos hubo siempre. Es mentira que no hay chicas que se anoten. Todas las que alguna vez trabajamos, volvimos a presentar el currículo, pero no nos llaman”, denunció Verónica Cañete, ex chofer de la empresa RosarioBus sobre la convocatoria lanzada la semana pasada por empresa La Mixta, que anunció querer sumar a más conductoras mujeres a la plantilla de personal. Con 46 años, Verónica cuestionó el límite de edad de la convocatoria (entre 21 y 36 años). Para ella es “irreal” pedir tener experiencia cuando el carnet D2 recién se entrega a los 21 años. También opinó que la Semtur debería sumarse y abrir el registro para postulantes.

“Por disposición tienen la obligación de poner personal femenino, pero ni siquiera la Semtur lo hace y tendría que dar el ejemplo. La convocatoria apunta a chicas entre 21 y 36 años con experiencia, pero cómo lográs experiencia si recién a los 21 te dan el D2 que te piden. No es joda sentarse en un colectivo”, cuestionó Verónica en relación con el reciente aviso. Sin embargo, el llamado desde el municipio señala que la experiencia no es un requisito excluyente sino una “preferencia”.

Subí que te llevo

Verónica fue chofer durante 13 años de las líneas de RosarioBus. Desde el año 2000 manejó los colectivos de la firma del empresario Agustín Bermúdez, y siempre según la mujer, antes era de una empresa secundaria de Tirsa llamada Victoria. Según relató a El Ciudadano Verónica, en ese entonces había 25 mujeres trabajando como “colectiveras”. “Mis compañeras fueron dejando y en 2013 renuncié. Tenía hijos chicos y preferí construir mi casa. Siempre fui jefe de familia”, explicó Verónica, que vive en la vecina localidad de Funes con sus cuatro hijos. Trabaja como remisera. “Me arrepentí de haber dejado el colectivo y me anoté a la convocatoria que hizo la Mixta a mediados de 2015. Entré junto con Analía (Fusari, quien es la única mujer manejando en el Transporte Urbano de Pasajeros). Después de tres meses, a ella la efectivizaron y yo quedé en lista de espera. Eso fue el 26 de enero de 2016, hace un año”, agregó Verónica.

La conductora no pierde las esperanzas de volver al transporte público, pero la reciente convocatoria la excluye en cuanto al límite de edad. “Había un grupo de mujeres que había trabajado y tenía experiencia. Pero prefirieron buscar chicas sin experiencia cuando se trata de llevar gente”, señaló Verónica y advirtió: “Es un peligro. Pero les conviene contratarlas por tres meses y después sacarlas”.

Para Verónica el oficio de conducir es también su vocación. “Te gusta o no te gusta. Por necesidad no podés ser colectivero. Si bien es mejor remunerado que otros, el desgaste físico no es el mismo que estar sentado en una oficina”, agregó la mujer, quien fue a buscar en persona a la intendenta Mónica Fein para contarle de su exclusión de la convocatoria a la Mixta. Derivaron el reclamo, siempre según dijo Verónica, al área de servicios públicos.

“Desde los 4 años que manejo (aprendió en el auto de su padre). Quiero una segunda oportunidad”, concluyó la mujer.

Sumar equidad de género

La semana pasada el municipio convocó a quienes deseen entrar a conducir en la Mixta a presentar los currículos vía web al correo electrónico recursoshumanos@subitealamixta.com.ar. Deben tener entre 21 y 38 años, contar con carnet de conducir D2, haber culminado sus estudios secundarios y, preferentemente, con experiencia en el transporte público de pasajeros.

Comentarios