El Hincha, Newell's Old Boys

Panorama rojinegro

Es Lema o nadie más: Newell’s a la espera sobre la situación del defensor

La Lepra fue una excepción en medio de un mercado de pases deprimido por la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Y si bien los golpes fuertes fueron la renovación de Maxi Rodríguez y la llegada de Nacho Scocco, también se dieron la continuidad de Mariano Bíttolo y Mauro Formica


Newell’s no se retiró del mercado de pases porque aún espera por Cristian Lema, y si bien la oferta realizada a Benfica por un préstamo por ahora fue rechazada, los propios portugueses no descartan que si no aparece un club que pague los 2,5 millones de euros que pretenden, el defensor pueda quedarse en el Parque.

Ya confirmó la dirigencia que si no hay acuerdo con Benfica por Lema, Newell’s no irá por otro nombre para ocupar ese lugar, ya que Frank Kudelka se conforma con lo que tiene.

En ese sentido, la Lepra fue una excepción en medio de un mercado de pases deprimido económicamente por la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Y si bien los golpes fuertes fueron la renovación de Maxi Rodríguez y la llegada de Nacho Scocco, hubo mucho más.

El primer paso fue justamente la continuidad de Maxi. Los primeros días de mayo, la Fiera le dio la primera satisfacción a los hinchas y renovó su vínculo hasta junio de 2021. Y si bien muchos imaginaban que Maxi no se iba a retirar, el propio jugador admitió que era una posibilidad, aunque sus ganas pudieron más.

Tras esa alegría, en junio hubo dos buenos golpes de efectos, ambos muy importantes. Primero renovó Frank Darío Kudelka, garantizando la continuidad de un proceso que viene en alza. Y luego sucedió lo que muchos esperaban pero que nadie podía confirmar: el retorno de Ignacio Scocco.

Será difícil que el mercado argentino pueda empardar en importancia el arribo de Nacho al Parque. El 1ero de julio a la medianoche Newell’s anunció con un ingenioso video el cuarto ciclo de Scocco en la Lepra. Y el impacto todavía resuena. Uno de los mejores delanteros del fútbol argentino puso una vez más el sentido de pertenencia sobre lo económico y reforzó a un equipo que ya ilusionaba sin él.

Por si fuera poco, en julio Newell’s anunció la compra del pase de Mariano Bíttolo, el mejor asistidor de la Superliga y pieza importante en la estructura de Kudelka.

Y en ese mismo mes confirmó la llegada de Manuel Guanini, defensor de 22 años, proveniente de Gimnasia que Kudelka tenía en carpeta con proyección de futuro.

Quedaba un tema por resolver además de Lema, Santiago Gentiletti había dejado abierta la puerta de salida a partir de ofertas económicamente superadoras del exterior, y en algún momento estuvo con un pie afuera. Pero hubo negociaciones, charlas con Sebastián Peratta y Cristian D’Amico, incluso con Maxi, y al final el zaguero optó por cumplir con su contrato y apostó a un proyecto deportivo que consideró importante, con la Copa Sudamericana como principal objetivo.

Hubo también otros ajustes que no hicieron ruido pero fueron importantes para Kudelka. Mauro Formica acordó su continuidad por un año más, otro alarde del sentido de pertenencia, y un jugador que el DT considera puede aportar mucho al equipo si se pone bien físicamente.

También extendieron su vínculo el arquero juvenil Ramiro Macagno, suplente a partir de la salida de Nelson Ibáñez; y Matías Orihuela, alternativa que tiene el entrenador para los dos laterales.

Y además extendió su contrato hasta 2023 el juvenil Juan Sebastián Sforza, un volante de 18 años, considerado por muchos como una de las “joyitas” de inferiores, que está en el radar de clubes europeos, entre ellos Barcelona.

El mercado leproso se movió mucho. Y tuvo golpes de efecto importantes. Queda ver si el club logra retener a Lema, pero con el defensor de Benfica o sin él, no hay dudas que Kudelka tiene un plantel para elevar la vara.

Comentarios