El Hincha Mundial

Dinamarca

Eriksen, el amo y señor


Rusia 2018 marcará la quinta participación de Dinamarca en un Mundial y su regreso a la elite de selecciones tras perderse la anterior cita de Brasil. Tuvo cierta fortuna en el grupo que le tocó -Francia, Perú y Australia- y contempla como un objetivo factible clasificarse para octavos.

De la mano del noruego Age Hareide, los daneses consiguieron el boleto a Rusia tras quedar segunda de su zona europea por detrás de Polonia y vencer por un concluyente 5-1 a Irlanda en Dublín después de empatar sin goles en la ida de la repesca. Una goleada que produjo cierta perplejidad entre los expertos del fútbol por la forma en la que se produjo.

Hablar de Dinamarca es referirse inevitablemente a Christian Eriksen. A sus 26 años, el fino centrocampista del Tottenham alcanzó una extraordinaria madurez y es el hombre alrededor del cual gira todo su combinado. Yussuf Poulsen y Pione Sisto le ayudan desde las bandas y Kasper Schmeichel, el hijo del legendario arquero Peter, heredó de su padre la portería.

Peter Schmeichel fue precisamente uno de los grandes protagonistas del mayor éxito del fútbol danés de su historia con la conquista de la Eurocopa de 1992. El equipo acudió en sustitución de Yugoslavia, fuera por la Guerra de los Balcanes, y acabó ganando contra todo pronóstico.

Hareide tiene una fe ilimitada en las opciones de su selección, una creencia que asocia a un talento como el de Eriksen. “Si tienes un jugador de clase mundial como él, es obvio a qué se puede aspirar en el Mundial. Tiene un gran impacto si juega o no, y nos obliga a adaptarnos”, explica.

Sin embargo, no es previsible que Dinamarca vaya a protagonizar una gesta de la magnitud de su Eurocopa de 1992 y un objetivo realista podría ser entrar en octavos y competir contra el rival que le toque en suerte. Eriksen tiene la llave.

 

El DT: Age Hareide


El noruego sustituyó a Morten Olsen después de que éste fracasara en su intento de llevar a Dinamarca hacia Brasil. Ya fue seleccionador de su país y está considerado un excelente motivador. Además, supo rodear al talentoso Eriksen para que sea la estrella del equipo.

 

La figura: Christian Eriksen (Tottenham)


Fue un talento prematuro y estará en su segundo Mundial después de acudir a Sudáfrica con apenas 18 años. Ahora, ocho años después, es un jugador consagrado y solidísimo. Muchas de las posibilidades de Dinamarca en el Mundial dependen del nivel de él.

 

La promesa: Kasper Dolberg (Ajax)


Una de las últimas perlitas danesas que se formó en Ajax de Holanda, una institución que se cansó de sacar buenos jugadores. Tiene como máximo ídolo a Lio Messi. Es encarador, hábil con la pelota y no se achica nunca. En su momento el Barsa y el Real Madrid preguntaron su cotización.

 

El ausente: Nicklas Bendtner (Rosenborg)


El delantero no logró recuperarse de una lesión muscular a tiempo y fue cortado de la lista definitiva. Pieza clave en el esquema de Hareide el experimentado atacante y socio ideal de Eriksen tendrá que ver el Mundial por televisión.

 

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.