Mundo

Equipo de la OMS no pudo precisar cuándo y dónde comenzó la pandemia, pero negó fuga de laboratorio

Los expertos pasaron varios días en China, y en especial en la ciudad de Wuhan, visitanto hospitales, mercados y centros científicos. Recogieron valiosa información, pero que no permite dar precisiones sobre cómo el sars-cov-2 pasó de animales a humanos


El equipo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) enviados a Wuhan para determinar los orígenes de la pandemia de covid-19 recopiló valiosa información que no permite determinar con exactitud cuándo y dónde comenzó a transmitirse el sars-cov-2 entre humanos, pero sí afirmar que el virus circulaba en la ciudad antes de que se identificara el primer brote de la pandemia, a finales de diciembre del año 2019, en un mercado local.

Los primeros casos que ha podido identificar el equipo son sin embargo de principios de diciembre. “No encontramos pruebas de grandes brotes antes de diciembre, en Wuhan o en cualquier otro lugar”, señaló Peter Ben Embarek, el jefe del equipo de la agencia.

La OMS defiende como hipótesis “más probable” que el coronavirus proceda de un animal intermedio transmitió la enfermedad a los humanos desde los murciélagos. “Todo el trabajo que se ha hecho para identificar su origen continúa señalando a una reserva de este virus o de un virus similar en poblaciones de murciélagos”, agregó Embarek.

Otras hipótesis manejadas por el equipo son la transmisión directa desde un murciélago o la contaminación de un alimento congelado. La OMS descarta, como señalaron publicaciones retiteradas veces, que se trate de un experimento de laboratorio salido de madre. Las evidencias, sostiene el organismo, permiten desechar que el sars-cov-2 haya sido creado en un centro de investigación chino.

Los expertos pasaron unas tres horas y media en el custodiado Instituto de Virología de Wuhan, que fue eje de teorías conspirativas según las cuales una fuga en el laboratorio durante pruebas con un virus tomado de la naturaleza para investigar posibles contagios humanos fue el que causó el primer brote de coronavirus a finales de 2019.

Tras dos semanas en cuarentena, el equipo de la OMS que integran expertos en medicina veterinaria, virología, seguridad alimentaria y epidemiología de 10 naciones, pasó los seis últimos días visitando hospitales, centros de investigación y un mercado tradicional ligado a muchos de los primeros contagios.

Ben Embarek precisó que trabajo para identificar el origen del coronavirus continúa apuntando hacia un reservorio natural en los murciélagos, pero que es poco probable que estuvieran en Wuhan. Es un “trabajo en progreso”, lo calificó. Según el director de programas de la OMS, que se especializa en seguridad alimentaria y zoonosis, la vía más probable del coronavirus fue el cruce en humanos de una especie intermedia.

Liang Wannian, jefe del panel de expertos covid-19 de la Comisión Nacional de Salud de China, agregó que el conocimiento del virus sugiere que pudo haberse originado por transmisión zoonótica, pero aún no se ha identificado un huésped animal. Los murciélagos y los pangolines son candidatos potenciales para esa transmisión, pero las muestras de coronavirus encontradas en esas especies no son idénticas al sars-cov-2, completó.

Y aunque admitió que la alta susceptibilidad de los visones y gatos al coronavirus podría indicar que otros animales sirvan como reservorios, la investigación para determinarlo o descartarlo es todavía insuficiente.

Comentarios