El Hincha, Rosario Central

Juegan los de acá

Entre debutantes y postergados, la radiografía de la apuesta de Central por los jóvenes del club

Cristian González le dio su primera chance a siete jugadores de las inferiores, mientras que les brindó una segunda oportunidad a otros tantos. ¿Quién es quién y cómo lo aprovecharon?


Lautaro Blanco se afirmó en el lateral izquierdo tras un inicio difícil.

Cuando comenzó este ciclo futbolístico que comanda Cristian González, allá por fines de junio, se plantearon distintos objetivos. Uno de ellos apuntaba a potenciar a los jugadores jóvenes del club. Y si bien es cierto que la crítica coyuntura económica/financiera que atraviesa el club hizo lo suyo, impidiendo que se invierta dinero en refuerzos, este ítem se cumplió. En los seis partidos de esta primera fase de la Copa Diego Maradona, Kily hizo debutar a siete juveniles de las inferiores. Y les dio rodaje a otros siete que, si bien ya tenían algo de experiencia en primera, la mayoría de ellos estaban postergados en la consideración del técnico anterior, Diego Cocca.

En total, Kily González utilizó 24 futbolistas en estos primeros seis partidos, y 14 de ellos fueron jóvenes del club. En este escenario, los que tuvieron su primera experiencia fueron: Lautaro Blanco, Luciano Ferreyra, Luca Martínez Dupuy, Gino Infantino, Juan Pablo Romero, Rafael Sangiovani e Ignacio Russo. Y otros jugadores del club que sumaron más rodaje en la máxima categoría fueron: Rodrigo Villagra, Joel López Pissano, Marcelo Miño, Emmanuel Ojeda, Facundo Almada, Francesco Lo Celso y Alan Marinelli.

Ahora, será tarea de Kily González en lo que resta de la Copa seguir dándoles participación a estos futbolistas, ver si hay chance de que debute alguno más, y hacer una evaluación lo más precisa posible sobre ellos. Eso le permitirá al técnico diagramar un esquema claro para el próximo mercado de pases, en el que los auriazules seguramente deberán salir a buscar refuerzos en puestos puntuales.

Los siete debutantes

De los siete futbolistas que hicieron su primera experiencia en la máxima categoría, hay dos que jugaron más que el resto. Son los casos del lateral zurdo Blanco y del volante ofensivo Ferreyra, que debutaron en la primera fecha ante Godoy Cruz en el Gigante. Blanco, que es rosarino y tiene 21 años, fue titular en los seis partidos que se llevan disputados de esta Copa, y completó los 540 minutos en cancha. Mientras que el chaqueño Ferreyra, de 18 años, jugó cinco encuentros desde el minuto inicial, sólo faltó en el último ante Banfield.

En cantidad de cotejos disputados, los que siguen son el delantero Martínez Dupuy y el mediocampista de ataque Infantino. Martínez Dupuy, mexicano de 19 años, debutó desde el banco ante el Tomba en Arroyito, en la primera fecha. En total, participó en tres juegos. Pero sólo fue titular en el del viernes pasado frente a Banfield.

Mientras que Infantino, rosarino de apenas 17 años, ingresó dos veces desde el banco: ante Banfield en el Gigante y frente a Godoy Cruz en Mendoza. Apenas sumó en cancha 56 minutos.

Por último aparecen tres futbolistas que tuvieron su bautismo de fuego el último viernes en cancha de Banfield: el arquero Romero, el volante Sangiovani y el delantero Russo. Romero, de 22 años y oriundo de Elortondo, hizo su estreno desde el arranque. Y si bien llevaba más de un año sin atajar un partido oficial en reserva, esa inactividad no pesó en el rendimiento. Sangiovani, de 22 años y nacido en Arteaga, fue una de las sorpresas de Kily. En su debut, como titular, fue uno de los puntos altos del equipo jugando como lateral volante sobre derecha. Mientras que Nachito Russo, rosarino de 19 años, ingresó desde el banco para sumar sus primeros casi 20 minutos en la máxima categoría.

Los siete que buscan más rodaje

Además de los siete que debutaron, hay otros siete futbolistas jóvenes del club que venían teniendo poca participación en el ciclo anterior, y ahora lograron algo de rodaje de la mano de Cristian González. Es que los siete pasaron por la mano del Kily en la última temporada de reserva.

El que más jugó, y aparentemente mejor aprovechó la chance fue Rodrigo Villagra. El mediocampista cordobés de Morteros tiene 19 años, y fue titular en los seis partidos de la Copa. Villagra venía de participar en 13 partidos de la última temporada de reserva; y en ninguno de primera con Cocca como DT.

Los que da la sensación que no sacaron provecho de la oportunidad son: el arquero Miño, y los volantes Ojeda y López Pissano. Miño, con 23 años y nacido en la localidad cordobesa de Guatimozín, atajó 3 encuentros tras la lesión de Josué Ayala (NdR. rotura de ligamentos en rodilla). Pero su tarea no convenció. Y en el último partido ante Banfield regresó al banco. Ojeda, de la localidad correntina de Goya y 23 años, arrancó como titular y marcó un gol ante Godoy Cruz. Pero después de jugar los primeros tres encuentros desde el inicio, perdió el lugar y ya no volvió a sumar minutos. Algo similar ocurrió con López Pissano, que fue titular en el inicio del torneo. Pero sólo participó en 3 encuentros, y en los últimos ya no tuvo lugar.

Por último aparecen otros tres jóvenes que, hasta acá, tuvieron escasa participación. Y da la sensación que dependerá de su rendimiento en lo que viene para que sigan teniendo chances. En esa situación se encuentran: el marcador central Almada, el volante Lo Celso y el delantero Marinelli. Almada, rosarino de 22 años, sumó sólo 2 partidos, y uno como titular (el viernes pasado ante Banfield). Mientras que el hermano de Gio (rosarino de 20 años) y Marinelli (rosarino de 21), ingresaron apenas un par de veces desde el banco. Lo Celso sumó 37 minutos, y Marinelli, 20.

Proyecto en marcha: es el momento de los pibes y el Kily González lo sabe

Comentarios