Ciudad

“Entendemos que los barrios no están representados en el Concejo”

El referente de movimientos sociales Juan Carlos Rodríguez encabeza la lista de precandidatos a concejales La Esperanza en Movimiento, que disputará la interna del Frente Amplio Progresista. Destacó que este año electoral debe servir para conformar una fuerza que dispute la conducción provincial


El referente de movimientos sociales Juan Carlos Rodríguez encabeza la lista de precandidatos a concejales La Esperanza en Movimiento, que disputará la interna del Frente Amplio Progresista con el aval del intendente Pablo Javkin.

Rodríguez, líder del Movimiento Federal Belgrano (MFB) –y en su momento de la Federación de Tierra y Vivienda a nivel provincial–, señaló que “varias organizaciones sociales de diferentes índoles, desde compañeros y compañeras de merenderos y comedores hasta quienes llevan adelante capacitaciones, voluntariado contra el sida, huerteros, vecinalistas, clubes barriales, decidimos armar una lista porque entendemos que los barrios no están representados en el Concejo”.

“Vamos dentro del Frente porque el Intendente Pablo Javkin nos convocó a construir juntos y además porque fuimos fundadores, hace ya casi 20 años, de la unión de partidos que derivó en la conformación del Frente Cívico y Social. Nosotros ingresamos en aquel momento a pedido de Néstor Kirchner, que entendía que había que construir lo que él denominaba la transversalidad, y nunca nos fuimos”, abundó Rodríguez.

Para argumentar la decisión de acompañar la gestión nacional pero abrir el juego en otros espacios en el ámbito local, Rodríguez señaló: “Nunca dudamos en bancar un modelo nacional y popular, lo hemos hecho y le hemos puesto el cuerpo desde siempre, durante los 12 años de Néstor y Cristina y ahora con Alberto. Pero entendemos que ese proyecto en la provincia de Santa Fe nunca se pudo plasmar y que este año electoral debe ser un punto de partida para la construcción de algo más grande que englobe a peronistas, kirchneristas, radicales irigoyenistas, partidos más pequeños, y que sirva para conformar una fuerza que pueda llegar a disputar la conducción provincial”.

Y agregó: “La única promesa que estamos haciendo es la de tener un concejal de los barrios, que trabaje en el barrio. Hoy los concejales trabajan en la sede del Concejo, en 1º de Mayo y Córdoba, pero lo que la gente necesita es un concejal que con su equipo técnico salga a los barrios y pueda resolver los problemas puntuales que cada vecino y vecina tienen en el día a día”, para remarcar luego que “en pandemia, fuimos los únicos que combatimos y resistimos el Covid-19 mediante los comedores, los merenderos; y lamentablemente no vimos a ningún concejal o concejala acercarse a los barrios a colaborar con el pueblo, con los que peor la estaban pasando”.

“Nosotros venimos de la pelea social, de aquel «piquete y cacerola, la lucha es una sola», allá por 2001. Y, si bien los 12 años de kirchnerismo  fortalecieron mucho a los movimientos sociales, sigue habiendo deudas pendientes y lo vemos cuando caminamos todos los barrios de la ciudad y no solamente cuando se acerca alguna elección”, destacó el dirigente del MFB.

“Entendemos perfectamente los problemas que padecen los compañeros en los barrios porque vivimos en los mismos barrios y compartimos la misma realidad”, remarcó.

A la hora de analizar y proyectar cuáles serán las urgencias a atender en el corto plazo, Rodríguez enumeró: “Hay que volver a retomar los servicios públicos, hay mucha dificultades con el transporte urbano, la obra pública también está muy deteriorada y, sobre todo, hay que coordinar, tanto con la provincia como con el municipio, políticas públicas para que los sectores más vulnerables tengan los servicios básicos, como el agua y la luz, que es uno de los grandes problemas que sufren nuestros vecinos y vecinas. Y, a nivel nacional, hay que seguir luchando por la recuperación del empleo y la reactivación económica, que no se pudo plasmar luego de los nefastos cuatro años de macrismo, producto de la llegada de esta maldita pandemia”.

En este contexto, Rodríguez admitió que hay un gran descreimiento de todo lo referido a la función pública.

“Es que hay un gran enojo con la clase política, nosotros tratamos de explicar que el problema no es la política, que por el contrario es el eje de transformación, pero entendemos el malestar de la gente porque en estos 18 meses de pandemia no encontraron a ninguno caminando los barrios, viendo cómo podían ayudar”, reflexionó.

A modo de síntesis, Rodríguez señaló que “sólo se vio la solidaridad de los mismos vecinos, que abrieron cientos de comedores y merenderos y llevaron un plato de comida allí donde no había; y por supuesto el enorme laburo de todo el personal de salud. Pero la clase política nunca apareció, esa es la realidad, y por eso se les complica hoy en campaña caminar los barrios más alejados del centro”.

Rodríguez, precandidato a concejal de la lista La Esperanza en Movimiento, está acompañado por Verónica Luchesi y Marcelo González, del voluntariado contra el sida y la huertera de Nuevo Alberdi, Haydé Romero, y por Eduardo Cañete, dirigente social desde hace más de 30 años en la zona oeste de la ciudad.

Comentarios