Edición Impresa, Política

El defensor cuestionó el proceso de destitución

Enrico se metió en un “laberinto sin salida”, dijo Ganón

El descargo de Ganón ante la comisión Bicameral duró tres jornadas. Allí el defensor debió explicar su postura ante los nueve motivos enumerados por Enrico sobre su supuesto “mal desempeño”.


Nuevo capítulo de la novela Enrico vs. Ganón: ahora el defensor provincial le retrucó al senador de la UCR que el proceso de remoción iniciado a su pedido está viciado de nulidad desde antes de empezar. Para Gabriel Ganón, Lisandro Enrico se metió en un “laberinto sin salida”. El defensor dijo que se trata de un “extraño caso del acusador que no acusa”, en referencia a la denuncia presentada fuera de término por el senador radical.

Ayer, en una conferencia de prensa realizada en Santa Fe, Ganón explicó que “al momento de presentar la denuncia, en julio de este año, Enrico aún no era acusador, sino que la comisión de Acuerdos lo designó posteriormente, en el mes de septiembre, cuando decidió iniciar este pretendido proceso de destitución”.

El jueves, Enrico había citado a la prensa en la Legislatura para mostrar las 485 fojas de su acusación contra Ganón. El senador del departamento General López confirmó que fue presentada el 28 de julio, día en que presentó ante el Senado el pedido de remoción contra el defensor general de la provincia.

Ganón le replicó ayer señalando que el reglamento para la destitución de fiscales y defensores determina que una vez designado el miembro acusador y aceptada esa designación, corre un plazo de diez días para que se presente la acusación completa “y demás elementos que se consideren de interés”.

“La resolución de la Asamblea Legislativa es muy clara y distingue entre denuncia y acusación”, diferenció Ganón. El defensor explicó además que “lo notificado no surge del escrito, sino que reitera la denuncia efectuada el 28 de julio por tres legisladores provinciales”: Enrico y los diputados Norberto Nicotra (PRO-Cambiemos) y Oscar Pieroni (PS-Frente Progresista).

Actitud “caprichosa”

Para Ganón, la “actitud” de Enrico es “caprichosa”: dijo que quiere “demostrar públicamente su hostigamiento y acoso” y que por ese motivo cayó “en su propio laberinto sin salida”.

“La solicitud de la acusación no es un mero pedido del defensor provincial”, agregó Ganón. “Es una de las bases fundamentales para el inicio de un proceso de destitución. Que sea político, como dijo el legislador, carece de toda argumentación válida. Parece obviar el senador Enrico que, cuando juró, lo hizo por la Constitución provincial”.

El descargo de Ganón ante la comisión Bicameral duró tres jornadas. Allí el defensor debió explicar su postura ante los nueve motivos enumerados por Enrico sobre su supuesto “mal desempeño”.

Comentarios