Asociativismo

Logro merecido

Enhebrando Metas celebra un año de su primera filial

La cooperativa Enhebrando Metas, que emplea a 150 personas en Avellaneda, tiene un taller en la pequeña Lanteri, con otras 28.


La primera filial externa de la Cooperativa de Trabajo Confección Textil “Enhebrando Metas” Ltda, fundada en la comuna de Lanteri, en el departamento de General Obligado, en el extremo noroeste de Santa Fe, celebra hoy un año de existencia. Funcionarios locales, provinciales y presidentes comunales de toda la región participaron del corte de cintas del taller, emplazado en la localidad de 2.600 habitantes y que desde entonces da trabajo a 28 personas tanto de Lanteri como de las vecinas –y más pequeñas– poblaciones de Las Garzas y Chanoudié, que forman parte de la empresa social con sede en la ciudad de Avellaneda, cuyo principal objetivo es “integrar al sistema laboral a personas sin experiencia previa o que han atravesado problemas sociales”.

Enhebrando Metas se conformó en 2012 con 24 personas en la zona industrial de Avellaneda, y ahora da trabajo a 150 personas, en su mayoría mujeres de entre 20 y 30 años, que hacen confección y planchado de prendas para marcas nacionales. Para muchas se trata del primer empleo, y para más, de su primer trabajo formal: todos son socios de la cooperativa.

Al cumplir su primer lustro de existencia Enhebrando Metas alcanzó un nivel de producción mensual de entre 50 y 70 mil prendas, convirtiéndose así en un actor de importancia de la economía regional del norte de la provincia, con el valor extendido de seguir una agenda de sustentabilidad social y ambiental.

“Desde un principio el emprendimiento se creó con el objetivo de dar oportunidades de trabajo fundamentalmente a mujeres en situaciones de vulnerabilidad y que en general no contaban con conocimientos de costura. A seis años de su creación, ese objetivo se mantiene pero hemos sumado experiencia para volvernos comercialmente más competitivos, desarrollando mejores prendas que podemos vender a mejores precios, lo cual nos permite seguir creciendo y creando trabajo con impacto social”, explicó Natalia Gallotti, una de las primeras presidentas de la cooperativa.

La firma recibió aportes del Ministerio de la Producción de la provincia para capacitación e incorporación de nuevas tecnologías. “Estamos convencidos que el asociativismo es fundamental para lograr el desarrollo territorial de nuestra provincia, por eso desde el gobierno fomentamos proyectos inclusivos en lo social y ambientalmente sustentables, pero con una mirada de negocio estratégica que asegure su sostenibilidad”, explicó la ministra de Alicia Ciciliani, quien reconoció a Enhebrando Metas como uno modelo dentro de la economía social.

En ese marco de crecimiento la cooperativa pudo montar la filial de Lanteri, que ahora celebra su primer aniversario.

Las y los integrantes de la cooperativa reconocen que tienen “el enorme desafío” de competir con grandes talleres a nivel nacional. Y lo hacen, además, desde valores claros: “En una industria que se caracteriza por la informalidad, tenemos la ventaja de estar en regla, cumpliendo con todo lo que pide la ley. En ese contexto, eso se transforma en una fortaleza que nos permite brindar calidad, entrega y confiabilidad a nuestros clientes”, se ufanó Gallotti.

“Nosotros hacemos servicios, le vendemos prendas a terceros, que son marcas muy grandes y reconocidas como Mimo & Co, Grisino, Cheeky, Sólido y Wrangler, entre otras. Y estamos auditados por esas marcas”, marcó la cooperativista. Y apuntó además que, para ello, compran insumos locales: “Trabajamos en la economía regional. Además, en la zona hay otras compañías con la cuales generamos sinergia para ganar clientes, calidad y volumen de producción”, concluyó la integrante de Enhebrando Metas.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios