Mundo, Últimas

Enfurecido por la crisis, Hugo Chávez ordena nuevas expropiaciones

El caudillo bolivariano exhortó a sus ministros a que "obliguen" a Empresas Polar, el mayor grupo económico del país, a desalojar una propiedad de la compañía.

“Quiero que ustedes obliguen a esa empresa a irse de ahí, que se vaya para las afueras de la ciudad. La ciudad es de los ciudadanos, no de la Empresa Polar”, dijo Chávez en un discurso televisado con motivo de la apertura de uno de seis hipermercados que fueron expropiado en enero.

Chávez indicó que una serie de cobertizos y almacenes, propiedad de Polar, ubicados en una céntrica avenida de Barquisimeto, deben ser traslados a las afueras de esa ciudad, 280 kilómetros al oeste de Caracas.

Los hipermercados Exito, que tenía como accionista mayoritario al grupo francés Casino, fueron declarados de “utilidad pública”, el 21 de enero, alegando que la empresa estaba incurriendo en “remarcaje de precios” y “restricción de la oferta”.

Chávez comentó que su gobierno no puede permitir la existencia “en plena avenida Libertador de unos galpones de Polar y entonces nosotros, el gobierno nacional, tenemos que estar buscando por allá lejos unos terrenos para hacer unos edificios, viviendas populares”.

En años recientes, el mandatario ha dicho que está dispuesto a expropiar todas las plantas de Empresas Polar y las autoridades han intervenido varias de sus plantas, supuestamente para garantizar el suministro del arroz y otros rubros alimenticios incluido en la lista de productos con precios controlados por el gobierno.

El grupo Polar genera unos 30.000 empleos directos y 180.000 indirectos, posee 17 centros de producción en Venezuela y tres en Colombia. Fabrica cereales, margarinas, salsas, quesos, vinagres, enlatados, bebidas gaseosas, helados, productos de mar congelados, mermeladas, alimentos para animales, cerveza y vinos.

Las intervenciones y expropiaciones de empresas se enmarcan en lo que Chávez ha denominado la “tercera fase” del proceso para instaurar en Venezuela un modelo socialista.

En marzo del 2009, Chávez tomó una decisión semejante respecto a una propiedad de la embotelladora Coca-Cola en una barriada pobre de Caracas. La empresa aceptó trasladar un centro de distribución y estacionamiento tras un acuerdo con el gobierno.

Comentarios