Edición Impresa, Política, Últimas

Energía más limpia con los rayos de sol

El país tendrá en abril la primera planta fotovoltaica, instalada en San Juan.

La primera planta fotovoltaica del país, cuya puesta en marcha demandó 10,5 millones de dólares, comenzará a cargar energía eléctrica al Sistema Interconectado Nacional (SIN) en abril próximo, desde el departamento de Ullum, en la provincia de San Juan. El desafío de desarrollar energías alternativas limpias, que se impulsa desde el Ministerio de Planificación Federal, fue tomado por el Ente Provincial Sociedad del Estado (Epse) sanjuanino que, en los próximos días, pondrá en servicio el prototipo de planta fotovoltaica, con energía obtenida directamente de los rayos de sol.

Esta iniciativa forma parte del Programa de Energías Renovables que lleva adelante la cartera que conduce Julio de Vido para incrementar la potencia de la red de distribución de electricidad. Los destinatarios son emprendimientos privados, para los que el gobierno nacional asume sólo el compromiso de comprar toda la energía que generen por un período de quince años, permitiendo así la recuperación de la inversión y una rentabilidad razonable.

“Se trata de una planta con capacidad para generar 1,2 megavatio pico, que está ubicada a 17 kilómetros de la ciudad de San Juan, en el departamento de Ullum, y a 5 kilómetros del embalse Quebrada del Ullum”, precisó en diálogo con Télam el titular del Epse, Francisco Alcoba. “Es una planta tipo en la que se emplearon todas las variantes de la tecnología de silicio, con paneles cristalinos, monocristalinos policristalinos, amorfo y/o capa delgada”, explicó.

Esos paneles se montan sobre estructuras fijas en dos posiciones: verano o invierno, que a su vez se suben a paneles denominados “seguidores solares” de uno y dos ejes con rotación de 360 grados y un movimiento azimutal de 0 a 90 grados, complementado con una estación meteorológica de última generación, agregó.

La proyección azimutal o proyección cenital, es la que se consigue proyectando una porción de la Tierra sobre un disco plano tangente al globo en un punto seleccionado, obteniéndose la visión que se lograría ya sea desde el centro de la Tierra o desde un punto del espacio exterior.

“La estación meteorológica servirá –explicó el funcionario– para tomar información de todo lo que es irradiación solar, vientos, densidad, etcétera y contar así con información sistematizada de la energía solar”. La planta generará cuatro gigavatios por año, lo que alcanza para abastecer de energía a entre 1.000 y 1.500 hogares.

Comentarios