Coronavirus, Policiales

Crisis penitenciaria

Encontraron un arma en la cárcel de Coronda y sospechan tiene vinculación con el crimen de un preso

El hallazgo de la pistola se produjo durante una requisa este viernes. El arma es del mismo calibre que el utilizado en el homicidio del interno Alem Montenegro a fines de marzo, durante una protesta de reclusos en demanda de medidas de prevención ante el coronavirus, y se investiga vinculación


En una requisa en el Pabellón N° 3 de la Unidad Penitenciaria de Coronda realizada por personal de la Dirección de Investigaciones Criminales (DIC) del Servicio Penitenciario provincial, recientemente creada por el secretario de Asuntos Penales y Penitenciarios de Santa Fe Walter Gálvez y el subsecretario Héctor Acuña, se encontró un arma calibre 22 marca Gunther con cargador y el sistema de disparo y carga en funcionamiento, según se informó oficialmente.

La pistola estaba escondida en una cañería que va de la celda 24 de la planta baja al sistema de desagote cloacal que desemboca en los baños del patio del pabellón, explicó una fuente oficial.

Su hallazgo fue notificado a la Unidad Fiscal de Delitos Complejos para determinar si tiene vinculación con el crimen de Alem Montenegro, ocurrido durante un motín en marzo pasado.

Seis reclusos de Coronda siguen internados tras los motines del lunes

Personal de la Dirección de Investigación Criminal que depende del Servicio Penitenciario realizó una requisa en la tarde del viernes y encontró una pistola calibre 22 escondida en una cañería, se informó.

Como el calibre coincide con el utilizado en el crimen del interno Montenegro. se dio aviso en un primer momento a la Secretaría de Asuntos Penales y Penitenciarios y a la Unidad Fiscal de Delitos Completos a cargo de los fiscales Ezequiel Hernández, Marcelo Nessier y Mariela Jiménez que investiga el hecho.

Una fuente oficial vinculada con el caso explicó que se investiga si el arma encontrada puede tener alguna vinculación con el crimen del interno Alem Montenegro, asesinado de dos balazos el 23 de marzo cuando estaba en el techo del pabellón 9, módulo Norte, durante una revuelta que se originó en un reclamo por medidas sanitarias contra la pandemia de covid-19.

La investigación del crimen quedó en manos de la fiscal Jiménez y durante la pesquisa se determinó que la víctima de 23 años tenía un celular.

Luego de una serie de medidas. que incluyeron pericias sobre imágenes fílmicas, se hizo un allanamiento y se encontró el móvil del interno en poder de un agente penitenciario integrante del grupo de requisas de la cárcel.

El uniformado terminó imputado por los delitos de violación de los medios de prueba e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Ahora la pesquisa buscará determinar si el arma hallada este viernes en el penal tiene vinculación con el crimen de Montenegro.

Imputaron a penitenciario por quedarse con el celular de un interno asesinado en Coronda

Comentarios