Edición Impresa, País

Está en peligro de extinción

Encontraron un aguará guazú cerca de Ramallo

El animal, cuya especie se encuentra en peligro de extinción, se hallaba muy lejos de su hábitat natural. Fue llevado a Temaikén.


Un ejemplar de aguará guazú, el cánido más grande de Sudamérica que se encuentra en peligro de extinción, fue hallado en la localidad bonaerense de Pérez Millán, cerca de Ramallo, muy lejos de su hábitat natural.

El animal fue rescatado en un operativo conjunto entre el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable y la fundación Temaikén tras ser hallado en un descampado cercano a la zona urbanizado de ese pueblo del norte bonaerense.

Por el momento se ignoraba la forma en la que el animal llegó a la zona en la que fue encontrado.

Por un lado se especulaba con la posibilidad de que haya escapado de zonas inundadas por la característica del clima en los últimos meses, aunque también se especula con que haya fugado de alguna vivienda tras ser capturado como mascota.

Tras ser rescatado, el animal fue llevado a la fundación Temaikén, en Escobar, donde fue alojado en un espacio ambientado para que mantenga su comportamiento silvestre hasta su posible reinserción en el medio natural.

“El chequeo veterinario determinó que el animal es un macho joven, de alrededor de 2 o 3 años, y presenta un buen estado general de salud, siendo apto para un proceso de rehabilitación”, indicó el veterinario  Martín Falzone.

El aguará guazú es autóctono de la Argentina y es el cánido más grande de Sudamérica. Habita pastizales, sabanas, esteros y bañados en las provincias de Corrientes, Formosa, Chaco, norte de Santa Fe y Córdoba, este de Santiago del Estero y sur de Misiones.

La caza furtiva, los atropellamientos en rutas, el comercio ilegal y la destrucción de su ambiente natural por el avance agroganadero y urbano amenazan su supervivencia.